Los alcaldes de ciudades Patrimonio de la Humanidad piden protección ante siniestros como el del obispado de La Laguna

Actualizado 15/02/2006 17:32:20 CET

Santa Cruz de Tenerife, 15 Feb. (EP/IP) -

Los alcaldes del grupo de ciudades Patrimonio de la Humanidad de España han suscrito un documento en el que se solidarizan con La Laguna por el incendio del pasado 23 de enero que devastó la sede del obispado.

En los puntos desarrollados se plantea la necesidad de que la administración aporte de forma urgente todos los recursos necesarios para desarrollar un plan de rehabilitación de este inmueble histórico, además de pedir que se garantice la protección de todos los elementos españoles declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, entre otros puntos.

El Manifiesto dice que "tras el desastre ocurrido en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna el pasado 23 de enero, cuando un terrible incendio destruyó el Palacio de Salazar, sede del obispado de Tenerife, construcción barroca del XVII, de gran valor arquitectónico y perteneciente al conjunto histórico considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, los alcaldes que componen el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España manifestamos: que tras una destrucción tan catastrófica, España y el conjunto de la Humanidad es hoy más pobre.

Señalan también que "ningún espíritu sensible y culto puede sentirse indiferente ante la pérdida de una joya de la arquitectura, testimonio de importantes acontecimientos de la sociedad lagunera y, por lo tanto, española, y con gran influencia sobre el territorio de toda Iberoamérica".

Agregan que los alcaldes, corporaciones municipales y el conjunto de los ciudadanos que habita en los municipios que componen el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España "sentimos como propia la pérdida de San Cristóbal de La Laguna, ciudad hermana con la que compartimos esfuerzos de preservación de nuestro legado histórico y apoyamos cualquier iniciativa que propongan para enfrentar esta situación".

Así, consideran "urgente" que la Administración aporte todos los recursos humanos, científicos, y económicos necesarios para "desarrollar coordinadamente un proyecto de rehabilitación que garantice la recuperación, en lo posible, de este Palacio, que minimice los efectos que la pérdida de la memoria histórica puede crear en el conjunto de la sociedad".

Apuntan que debe garantizarse que todos los elementos españoles declarados Patrimonio del Mundo por la Unesco "estén protegidos ante las catástrofes para evitar su pérdida como consecuencia de acciones progresivas de la naturaleza o por desastres impredecibles, desarrollando proyectos específicos de prevención, salvaguarda y rescate, vinculados a los programas de desarrollo urbano, y éstos a la gestión de la ciudad, ya que prepararse para el riesgo implica la participación interdisciplinaria de diferentes tipos de organismos con el objetivo común de lograr la identificación de las amenazas y determinar la manera de enfrentarlas".

Por ello, creen preciso iniciar "un programa integral preventivo que asegure la protección del patrimonio, permitiendo identificar los factores de vulnerabilidad y determinando el riesgo, con estudios detallados del comportamiento de los sistemas constructivos tradicionales ante las catástrofes y entendiendo que el patrimonio cultural se encuentra vinculado al espacio humano e inmerso en su propio medio ambiente".

La alcaldesa de La Laguna, Ana Oramas, acudirá a la próxima asamblea de Ciudades Patrimonio de la Humanidad que se celebrará en Cáceres los días 10 y 11 de marzo. En ella se desarrollarán los puntos más destacados de este manifiesto, así como otras propuestas que llevará La Laguna y que se refieren a conservación del patrimonio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies