Amaiur se desmarca del escrito de los grupos del Congreso para exigir la supresión de la paga de Navidad a los diputados

Portavoz de Amaiur en el Congreso, Xabier Mikel Errekondo
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2012 18:02:16 CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La coalición Amaiur ha sido la única formación política que se ha desmarcado del escrito que todos los grupos parlamentarios han dirigido a la Presidencia del Congreso exigiendo la supresión paga extraordinaria de diciembre a los diputados, en consonancia con el recorte aplicado a los funcionarios.

Según informaron a Europa Press fuentes de la coalición abertzale, los siete diputados de Amaiur no han firmado porque consideran que es un gesto "puntual, simbólico, inaceptable e hipócrita" y no van a sumarse "al juego del PP" que, a su juicio, sólo busca "diluir su responsabilidad" en la política de recortes que ha emprendido el Gobierno.

UN MÁXIMO DE 2.000 EUROS

Amaiur, coalición de la que forman parte Eusko Alkartasuna, Aralar y la izquierda abertzale heredera de Batasuna, sí defiende que los parlamentarios han de ser los primeros en "dar ejemplo" a la sociedad, y de hecho recuerda que ya plantearon hace meses revisar el salario y los complementos que reciben los diputados para fijarles un sueldo mensual equivalente a tres veces el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), en torno a un máximo de 2.000 euros. Esa propuesta, dirigida a la Mesa dcel Congreso, no obtuvo respuesta.

La petición remitida a Jesús Posada se registró con la firma de todos los grupos Parlamentarios: PP, PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), CiU, UPyD, PNV y Grupo Mixto (en su representación, el diputado de UPN, Carlos Salvador). Posteriormente comunicaron su adhesión al texto otras formaciones del Mixto, como Foro Asturias, Coalición Canaria-Nueva Canarias y Geroa-Bai. Sin embargo, Amaiur ha mantenido su negativa.

El escrito fue impulsado por el PP un día después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidiese ante el Pleno de la Cámara que la anulación de la paga extra impuesta a los funcionarios se aplicase también a los diputados y los senadores.

Para aplicar el recorte, basta con que las Mesas del Congreso y del Senado acuerden la no disponibilidad de la partida presupuestaria prevista este año para esta nómina extra de diputados y senadores.

Un diputado tiene una asignación constitucional de 2.813,87 euros mensuales, a lo que se suma una indemnización mensual para todos, salvo los de Madrid, y complementos en función de su cargo.

YA SE LES APLICÓ EL RECORTE DE 2010

En la pasada legislatura, dentro del paquete de ajustes anunciados por el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en mayo de 2010, cuando decidió una reducción progresiva del salario de los funcionarios, el PSOE ya reivindicó que esta misma medida se aplicara a sus señorías.

Finalmente, las Mesas del Congreso y del Senado también acabaron aplicando esta misma medida al resto de funcionarios del Parlamento, cuyas retribuciones salen de los Presupuestos de las Cortes Generales.