AMP.- 20N.- Puigcercós se despide con autocrítica y admitiendo que los "personalismos" han debilitado a ERC

El Presidente Saliente De ERC, Joan Puigcercós
ALBERT SALAMÉERC
Actualizado 01/10/2011 14:06:10 CET

Cierra filas con la nueva dirección para acabar con el ciclo de divisiones internas

GIRONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente saliente de ERC, Joan Puigcercós, se ha despedido este sábado del cargo con un discurso basado en una fuerte autocrítica, señalando errores de cuando el partido formó parte del tripartito y admitiendo que "los personalismos" han debilitado a la formación.

En la intervención de apertura del congreso que los republicanos celebran en Girona, ha explicado que el rechazo que provocó la firma del segundo pacto de gobierno con PSC e ICV-EUiA y "las divisiones internas y externas" han lastrado las expectativas del partido bajo su mandato.

Puigcercós, que se mantendrá al frente de ERC en el Parlament, se ha mostrado convencido de que la nueva dirección, liderada por Oriol Junqueras y Marta Rovira, sabrá fortalecer el partido apelando a la unidad de sus bases: "Estoy convencido de que lo harán bien porque saben los errores que se han cometido anteriormente".

Más allá del rechazo al tripartito, las divisiones y los personalismos, Puigcercós ha señalado otras causas de las derrotas electorales que ha acumulado el partido en los últimos años: la desmovilización del electorado de izquierdas, y la fragmentación del independentismo agravada con la aparición de SI y Reagrupament.

Pese a esta fragmentación, ha rechazado que la prioridad de ERC sea formar coaliciones con estas formaciones porque "la unidad por la unidad" no sirve para nada.

Aunque no ha nombrado a su antecesor en el cargo, Josep-Lluís Carod-Rovira en ningún momento, algunos mensajes se han interpretado como claras alusiones: "Hubo personas que consideraron que llegar al Govern era la cima y el Govern era el campo base, y lo más difícil empieza a partir del campo base".

No todo han sido chanzas hacia el tripartito, ya que Puigcercós ha reivindicado también el trabajo hecho por ERC en el gobierno catalán dejando un listón que "CiU no podrá superar e incluso está rebajando, como la ley del cine catalán".

Sobre el acercamiento que la nueva dirección del partido está gestando con la federación nacionalista, Puigcercós ha lanzado esta advertencia: "Nuestro electorado está a la izquierda, pero entre la izquierda y Cataluña a veces está con Cataluña".

RECONOCIMIENTO A RIDAO

Pese a que en ocasiones sus discursos han divergido en el análisis del pasado, Puigcercós ha agradecido en más de una ocasión el trabajo hecho por el secretario general saliente, Joan Ridao, al que ha reconocido su labor a la hora de volver a cohesionar las bases y su papel en las grandes negociaciones.

Una militancia necesitada de unidad ha ovacionado en varias ocasiones tanto a Ridao como a Puigcercós, unos aplausos que se han intensificado cuando se han hecho referencias a que el partido abandone el cainismo que ha evidenciado en los últimos años.

El presidente saliente del partido incluso ha recordado en más de una vez el anterior congreso en Barcelona, "con cuatro candidaturas y un clima enrarecido", y que supuso el germen de las escisiones que posteriormente llegaron.

Para cerrar esa etapa de fractura que llegó a su punto álgido en el anterior cónclave, Puigcercós ha concluido con un: "Oriol, Marta, a vuestra disposición".

En la primera fila del auditorio ha seguido atentamente la intervención el nuevo presidente del partido, Oriol Junqueras; la nueva secretaria general, Marta Rovira; la portavoz parlamentaria, Anna Simó; el portavoz saliente, Ignasi Llorente, y el líder en Barcelona, Jordi Portabella, entre otros.