AMP.- 22M.- Alberto Fabra es reelegido alcalde de Castellón con los votos a favor de los ediles del PP

Actualizado 11/06/2011 19:17:28 CET

El grupo socialista vota en blanco la candidatura de Juan María Calles a la Alcaldía

CASTELLÓN, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alberto Fabra ha sido reelegido este viernes alcalde de Castellón durante la sesión de constitución del Ayuntamiento con los votos a favor de los 15 concejales del PP. El grupo socialista ha votado en blanco la candidatura a la Alcaldía de su cabeza de lista, Juan María Calles, después de que éste, que se ha ausentado del acto por motivos de salud, decidiese no renunciar a la misma a pesar de la petición del partido.

Tras las intervenciones de los portavoces del PP, Miguel Ángel Mulet, del PSPV, Amparo Marco; del Bloc, Enric Nomdedéu; y de EUPV, Carmen Carreras, Alberto Fabra ha señalado que va a "pelear hasta el final cada proyecto positivo para el crecimiento y el desarrollo de Castellón y voy a dejarme la piel para potenciar los proyectos sociales destinados a mejorar la calidad de vida de las personas".

Así mismo, ha dicho que el trabajo se fundamentará en el empleo y la competitividad, el desarrollo y la sostenibilidad, la seguridad y la calidad de vida, y la democracia y la participación ciudadana, y ha confiado en poder contar con una oposición "constructiva y dialogante".

Fabra ha comenzado su discurso señalando que no "defraudará" porque "tengo la misma ilusión, las mismas ganas y la misma fuerza del primer día para seguir trabajando por la ciudad y por el bienestar de los castellonenses".

El primer edil ha hecho referencia a la "lacra del paro", motivo por el que -ha señalado- "las medidas para crear nuevos puestos de trabajo, aún sin tener competencias, van a ser uno de los objetivos principales de este mandado", y se ha comprometido a liderar un equipo "justo, equilibrado, ambicioso , reivindicativo, cercano y a ser un líder político que ponga a Castellón en el lugar que le corresponde a nivel autonómico, nacional e internacional".

Fabra ha reconocido que la situación de crisis actual será un "hándicap" a superar, pero -ha dicho- "cuento con un equipo de hombres y mujeres que estoy seguro de que trabajarán sin desfallecer por conseguir que Castellón vuelva a ser una ciudad de pleno empleo".

Al respecto, ha destacado que quiere contar con la "ayuda y colaboración" de los vecinos, por lo que -ha dicho- será un alcalde "de a pie de calle, que "recorra todos los rincones de la ciudad conociendo, in situ y de primera mano, las necesidades de nuestros vecinos", así como de los colectivos y entidades y los sectores económicos y sociales.

REIVINDICACIÓN CONSTANTE

Alberto Fabra ha significado que la voz del Ayuntamiento será, de nuevo, "la voz de la reivindicación por nuestra ciudad, una reivindicación respetuosa, pero constante ante la Generalitat Valenciana, ante el Gobierno central o ante la Unión Europea para conseguir que Castellón tenga las mejores infraestructuras, las mejores dotaciones, los mejores servicios y la mejor calidad de vida".

En este sentido, ha avanzado que desarrollará una línea de gestión política "dirigida a conseguir las grandes infraestructuras y proyectos que dependen de administraciones superiores que contribuyan a incentivar nuestra economía y bienestar".

En concreto, ha manifestado que pondrá todo su "empeño" en exigir al Gobierno central la ejecución del desdoblamiento de la N-340 y la línea de Alta Velocidad entre Valencia y Castellón, así como el desarrollo del Corredor Mediterráneo entre Castellón y Tarragona, además de los accesos viarios al Puerto por el norte y el acceso ferroviario por el sur.

En cuanto a la Generalitat Valenciana, el primer edil ha anunciado que reivindicará la construcción del CEIP Benadresa, la puesta en marcha del Centro Gran Vía, el desarrollo de la Estación Intermodal de Mercancía y el desarrollo integral de las líneas interubanas del TRAM, entre otras cosas. Además, promoverá, junto a la administración autonómica, el desarrollo de la Ciudad de las Lenguas.

"También propondremos al Gobierno central que los ayuntamientos puedan aplicar un IVA superreducido del 4 por ciento y exigiremos el desarrollo de la segunda descentralización y una financiación municipal equitativa y justa para los servicios y competencias que asume el Ayuntamiento", ha concluido.

OPOSICIÓN CONSTRUCTIVA

La portavoz del grupo socialista, Amparo Marco, ha asegurado en su intervención que ejercerán una oposición "constructiva y leal y nuestras puertas estarán abiertas al diálogo y al consenso", aunque -ha aclarado- "será contundente y rigurosa cuando corresponda".

Marco ha dicho que su grupo trabajará con "ilusión, tesón y honradez", y ha añadido que "movimientos como el del 15M nos deben hacer reflexionar sobre si realmente estamos cumpliendo con nuestro cometido". "Los jóvenes concentrados nos alertan de que tenemos que hacer del Ayuntamiento la casa de todos, pero, sobre todo, de los más necesitados", ha agregado.

La socialista ha resaltado que el "gran reto" son los 19.914 parados de Castellón, por lo que -ha manifestado- "defenderemos las propuestas encaminadas a recuperar los niveles de bienestar social, la racionalización del urbanismo y el refuerzo de las líneas de financiación municipal".

Por su parte, el portavoz del Bloc, Enric Nomdedéu, tras recordar al PP que su principal activo para ganar es tener "una mala oposición", ha afirmado que su grupo no ve la oposición como un "castigo", sino "como una oportunidad de trabajar por los ciudadanos, por lo que será constructiva, seria, activa y comprometida".

Nomdedéu ha asegurado que su grupo está "dispuesto" a asumir el desgaste público en la adopción de algunas medidas para llevar a cabo un ajuste económico "severo", aunque con la "condición" de que no se aumenten los impuestos ni las tasas y se mantengan los servicios públicos y sociales.

Finamente, la portavoz de EUPV, Carmen Carreras, ha indicado que la llegada de su grupo al Ayuntamiento "supone un paso más hacia la normalización democrática del consistorio".

BIBLIA Y CRUCIFIJO

Una biblia y un crucifijo han estado presentes mientras que los concejales 'populares' han jurado o prometido su cargo, objetos que se han retirado cuando le ha tocado el turno a los ediles de la oposición y han vuelto a reponerse en el momento en que Alberto Fabra ha jurado su cargo como alcalde.

Todos los ediles populares han jurado su cargo -seis en valenciano y el resto en castellano-, mientras que los concejales de la oposición han prometido el cargo en las dos lenguas oficiales. Después de que todos los concejales depositasen su voto en la urna, Fabra ha sido nombrado nuevo alcalde de Castellón.