AMP.- 28-N.- El PSOE dice que la derrota no anticipa resultados para 2011 o 2012 y ve "pequeño" el avance del PP

Imagen de Marcelino Iglesias
EP
Actualizado 29/11/2010 16:32:50 CET

Asume que deberá "explicar mejor" a los ciudadanos sus reformas y abrir una reflexión sobre la gran abstención de sus votantes

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha subrayado este lunes que la derrota del PSC en las elecciones catalanas no permite anticipar resultados para las municipales y autonómicas de 2011 o las generales de 2012 y, además ha tildado de "pequeño" el avance del PP, que se ha situado como tercera fuerza política en la comunidad.

"Las elecciones autonómicas no son elecciones que puedan ser consideradas como primarias para otros procesos", ha dicho en rueda de prensa posterior a la reunión de la comisión permanente de la dirección del PSOE, que ha hecho un primer análisis de los resultados. Iglesias ha subrayado que los catalanes "siempre" han tenido un "comportamiento electoral muy diferente" en cada elección. A modo de prueba, ha recordado que en 2007 el PSC obtuvo su mejor resultado en unas municipales después de unas autonómicas, las de 2006, en las que su apoyo bajó tres puntos.

Sobre la satisfacción expresada por el PP, ha admitido que este partido ha "rentabilizado bien" en escaños su "pequeño crecimiento" y lo ha atribuido a una "activación especial de su propio electorado". No obstante, ha subrayado que no ha sido el mejor resultado para el PP que, en términos absolutos, obtuvo más votos en 1995 y 2003 y ha ironizado con la alegría de los 'populares'.

"Si a ellos les satisface un resultado del 12 por ciento ellos sabrán, en realidad lo que están haciendo es manifestar una gran sensación por la victoria de otros porque hace tiempo que no pueden manifestarla por sus propios resultados", ha señalado.

Según el 'número tres' del PSOE, la debacle socialista, que obtuvo los peores resultados de su historia, se debió sobre todo a que sus votantes se quedaron en casa, principalmente por su descontento con el tripartito. En ese análisis no ha incluido nada relacionado con el 'Estatut' y la sentencia del TC y, preguntado por ese asunto, se ha limitado a señalar que "todo ha podido afectar".

A su juicio, en el resultado electoral ha influido "extraordinariamente" la fórmula de gobierno, aunque también la crisis económica, porque Montilla ha tenido que gobernar en "un momento muy difícil" y, además, las elecciones se han producido en pleno "reverdecimiento" de las tensiones financieras.

Así, el PSOE saca como conclusión "concreta" que debe explicar mejor a los ciudadanos sus reformas, argumentando que la crisis "afectará mucho más" a los gobiernos que estén "inactivos" ante la crisis o que no sepan explicar y hacer calar sus medidas. "El nuestro, afortunadamente, está tomando decisiones con rapidez y haciendo las reformas que la economía necesita", ha dicho.

De este modo, los socialistas continuarán con su hoja de ruta de austeridad y de reformas, pero asumen que tendrán que buscar tiempo para explicar a los ciudadanos el porqué de los "sacrificios" que les piden y, además, para subrayar que el "diferencial" del PSOE es que, en contraste con lo que están haciendo los gobiernos liberales en Europa, aquí se mantendrá la "cohesión social".

Eso sí, se ha mostrado de acuerdo en que tanto el PSC como el PSOE tendrán que hacer una "reflexión extensa" de por qué sus votantes se han quedado en casa en esta ocasión. Según fuentes de la dirección del PSOE, los socialistas han sufrido especialmente la abstención, y no ha habido trasvase de votos al PP, ni tampoco a los partidos a su izquierda, y sólo en alguna medida -menos de dos puntos-- a CiU.

SUCESIÓN EN EL PSC

Según Iglesias, ya ayer el PSC "supo reaccionar muy bien", admitiendo su derrota y abriendo "una reflexión para su renovación con el compromiso de volver a recuperar la confianza del electorado". Así, ha respetado la decisión del primer secretario del PSC, José Montilla, de que dejará el liderazgo del partido en el próximo Congreso y la ha calificado como "la más acertada".

Además, ha asegurado que el PSOE no va a "interferir en absoluto" en el proceso de sucesión al frente del PSC y, aunque ha dicho tener "el mejor" de los criterios sobre la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha añadido que "en el banquillo" del PSC no falta gente capaz de asumir responsabilidades.

En todo caso, ha subrayado que Montilla no se marchará hasta después de las elecciones -según los Estatutos del PSC, el próximo congreso ordinario puede ser en 2011 o 2012-- y no ha valorado qué impacto puede tener en las próximas elecciones municipales el hecho de que el PSC tenga un liderazgo interino. Las elecciones de mayo son el "reto inmediato" e Iglesias se ha mostrado convencido de que el PSC hará "un gran esfuerzo" para "mantener" su gran apoyo municipal.

CRÍTICAS DE LOS BARONES

Iglesias tampoco ha dado pistas acerca de hacia dónde debería ir el futuro del PSC, aunque otros 'barones' del PSOE, especialmente el andaluz José Antonio Griñán y el extremeño Guillermo Fernández Vara hayan achacado sin ambages la derrota del PSC a su "deriva nacionalista". Su colega aragonés y 'número tres' del PSOE ha calificado de "respetables" sus opiniones y ha opinado que "no hay tantas diferencias" entre su análisis y el de la dirección federal.

De hecho, Iglesias ha evitado entrar en este punto y ha vuelto a poner el foco en el tripartito, que fue "muy difícil de gestionar" y, frente a los gobiernos "sólidos" que reclaman los ciudadanos en tiempos de crisis, resultó no ser "compacto". "Cada partido ha querido opinar y con posiciones en muchos casos demasiado divergentes", ha resumido. En esa línea, ha recordado que el propio Montilla lo reconoció así al decir en plena campaña que no reeditaría el tripartito porque algunos postulados de sus hasta ahora socios de gobierno eran inaceptables.

¿ACUERDOS CON CiU?

Respecto a los escenarios parlamentarios que se abren en Barcelona y en Madrid, Iglesias ha subrayado que Montilla ya ha dejado claro a CiU que podrá contar con el PSC en "temas fundamentales" y ha opinado que a Montilla le honra esa disposición de "arrimar el hombro". En el PSOE trabajan con el escenario de una investidura de Artur Mas en segunda vuelta y un gobierno en solitario.

En cuanto al papel de CiU en el Congreso de los Diputados, el dirigente socialista ha apuntado de este partido siempre ha "manifestado mucha responsabilidad en la gobernación de España". Así, ha recordado que el PSOE ha cerrado muchos acuerdos con ellos mientras estaba en la oposición, de manera que esa posición de diálogo puede mantenerse en el futuro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies