AMP.- Ares pide "tranquilidad" tras la visita del ministro porque "no hay razón" para pensar que ETA vuelva a atentar

Rodolfo Ares
EUROPA PRESS
Actualizado 25/01/2012 15:38:35 CET

Añade que Fernández Díaz "tendrá que cumplir la ley" en los casos de presos etarras que digan individualmente que se alejan de la violencia

BILBAO, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, ha querido "tranquilizar" a la ciudadanía vasca porque, en su opinión, no hay razón para pensar que ETA se prepare para volver a ejercer la violencia. Además ha afirmado que el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, y su equipo "tendrán que cumplir la legalidad" en materia de presos.

Ares se ha referido, de esta forma, a las declaraciones realizadas este martes por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, durante su primera visita a Euskadi, en las que aseguró que existen "movimientos" en la banda armada para "mantener una estructura larvada en la clandestinidad", y que ésta dispone de armamento y explosivos.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el consejero de Interior ha querido transmitir un mensaje de "tranquilidad" a la sociedad vasca porque "no hay atentados terroristas, no hay amenazas, no hay extorsión y, por tanto, no hay ninguna razón para pensar que se esté preparando para volver a las actividades terroristas".

"Otra cosa es que ETA sigue existiendo y desarrolla actividades para mantenerse en la clandestinidad. A mí me gustaría que hubiera anunciado que se disuelve definitivamente y que desaparece, pero, como no lo ha hecho, seguiremos trabajando para conseguir que desaparezca y se disuelva lo antes posible", ha indicado.

En este sentido, ha apuntado que "es necesario que el conjunto de la ciudadanía tenga la tranquilidad de que, a día de hoy, por todos los informes" de los que se dispone, "no está habiendo amenazas ni, por supuesto, actos terroristas, ni extorsión a empresarios".

"Si hay una organización clandestina que no se ha disuelto, tiene un aparato que le da cobertura para mantenerse en la clandestinidad y que desarrolle ciertas actividades para mantenerse en la clandestinidad", ha añadido. Por ello, las distintas policías y la Ertzaintza, en primer línea, seguirán trabajando para conseguir que se disuelva definitivamente y "detener y poner a disposición de la Justicia a quienes tienen cuentas pendientes con la justicia".

AJUSTAR LAS MEDIDAS DE PROTECCIÓN

En cuanto a la decisión de "ajustar" las medidas de protección de los amenazados, Ares ha manifestado que ésta se adoptó "después de un tiempo transcurrido de las declaraciones de ETA y tras constatar que, efectivamente, no hay amenazas para las personas protegidas". Además, ha asegurado que esos ajustes "se harán, no sólo teniendo en cuenta los informes de las distintas policías, sino teniendo también el estado de ánimo, la situación familiar y el lugar en el que vivan las personas que tenían protección".

"Conocemos muy bien cuál es la situación de los protegidos en Euskadi y actuaremos con plena responsabilidad. Y, además, las medidas siempre son reversibles si fuera necesario", ha apuntado. Rodolfo Ares ha precisado que habrá "algunas contravigilancias por prudencia y responsabilidad", y los ajustes en las medidas de protección se realizarán "con la máxima coordinación" con el Ministerio de Interior.

POLÍTICA PENITENCIARIA

Ares ha destacado, asimismo, que Jorge Fernández Díaz, y equipo "tendrán que cumplir la legalidad" en materia de presos. En este sentido, ha recordado que, en su encuentro de este martes con Fernández Díaz en Euskadi, le transmitió la posición del Gobierno vasco sobre la necesidad de que la política penitenciaria sea "más dinámica y flexible", con el fin de que se acerque a los reclusos y se excarcele a los enfermos, además de que puedan acogerse a los beneficios penitenciarios de forma individualizada "para recorrer el camino de la reinserción".

A su juicio, esto debe ser así "teniendo en cuenta la nueva situación, la declaración de ETA de que abandona todas las actividades terroristas".

"Tengo que aclarar que sería mucho mejor que ETA se habría disuelto porque facilitaría mucho las cosas porque habría un clima de mayor consenso y de mayores posibilidades, pero, en todo caso, la Ley hay que cumplirla y aquellos presos que, de forma individual, digan que se alejan definitivamente de la violencia, que quieran acogerse a los beneficios penitenciarios para recorrer el camino de la reinserción, tienen todo el derecho a hacerlo", ha señalado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies