Feijóo es el político más valorado por los gallegos, por encima de Zapatero y Rajoy, que suspenden, según el CIS

Actualizado 17/06/2009 18:25:20 CET

Los gallegos creen que el PSdeG gestionó mejor que el BNG en la Xunta y el 41% ve "más bien desfavorable" la gestión del Estado en Galicia

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, es el líder más valorado por los gallegos, que le otorgan un 5,19 de nota media y le sitúan por delante de sus rivales del 1 de marzo, Emilio Pérez Touriño (PSdeG) y Anxo Quintana (BNG), que recibieron un suspenso de los ciudadanos y quienes dimitieron al frente de sus formaciones políticas tras los resultados electorales. Además, los líderes estatales José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy tampoco superan el cinco y se quedan por detrás del máximo mandatario gallego, con un 4,54 y un 4,25 por ciento, respectivamente.

Según la encuesta postelectoral de Galicia sobre las elecciones autonómicas, elaborada con cerca de 3.000 entrevistas en marzo de 2009 y publicada hoy por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los ciudadanos gallegos otorgaron un 5,19 a Feijóo frente al 4,41 de media que concedieron a Touriño y el 3,4 con el que calificaron a Quintana.

Con todo, Touriño sigue siendo, tras su paso al frente de la Xunta, el líder político más conocido, ya que dijeron saber quién es el 86,6 por ciento de los gallegos; seguido de Quintana, con 84,7 por ciento, de manera que también rentabilizó su paso por la Vicepresidencia del bipartito. Por su parte, Feijóo es el más desconocido y afirmaron saber quién era el 78,1 por ciento de los entrevistados.

En el contexto político actual, tras haber ganado las elecciones el PPdeG, para el 31,7 por ciento de los gallegos el paro debe ser la prioridad de la nueva Xunta, junto con la economía (25,2%), según el estudio demoscópico recogido por Europa Press. Precisamente, los encuestados suspendieron la gestión del bipartito al respecto del paro, con un mal (31,7%) y un muy mal (10,8%).

También sobre la acción gobierno de socialistas y nacionalistas, los entrevistados otorgaron, en un 50,3 por ciento, un regular a la gestión del gabinete de Pérez Touriño y la tacharon de mala o muy mala el 24,1 y el 4,8 por ciento de los ciudadanos encuestados, respectivamente.

En todo caso, los entrevistados consideraron que los socialistas gallegos gestionaron mejor que los nacionalistas durante los casi cuatro años del bipartito. De esta manera, el 17,9 por ciento vio buena o muy buena la acción del PSdeG y el 11,2 opinaron esa calificación al BNG.

POLÍTICA DE ZAPATERO DESFAVORABLE

Durante los casi cuatro años de ejecutivo de PSdeG y BNG, que han coincidido con la gestión socialista en el Gobierno central, los gallegos concluyeron, en el 40,8 por ciento de los casos, que la política desarrollada por el Estado ha sido "más bien desfavorable" para Galicia.

En conjunto, el 50,3 por ciento de los encuestados tilda de regular la gestión de Zapatero y sólo el 16,2 por ciento la califica de buena o muy buena. Sin embargo, únicamente el 24,5 por ciento opina que las cosas irían mejor si gobernase el PP, el 34 por ciento piensa que sería igual y el 25,1 por ciento contestó que sería peor la situación.

Cerca de la mitad de los encuestados observaron que la situación económica en Galicia es mala o muy mala (49,2%), aunque son más los que la ven de esta forma en el ámbito estatal, al alcanzar el 56,6 por ciento el número de entrevistados que tildan malo o muy malo este panorama en España.

En cuanto a la situación política gallega, el 42,2 por ciento entiende que es regular, frente al 43,3 por ciento que opina de esta forma en relación al conjunto del Estado. Además, el 35,6 por ciento tacha de malo o muy malo el panorama político en Galicia, frente al 37,5 por ciento que opina así respecto a toda España.

DICEN QUE VOTARON POR ENCIMA DE LA PARTICIPACIÓN

El 84,9 por ciento de los gallegos afirmó que acudió a las urnas el pasado 1 de marzo, lo que supone una cifra más alta que la participación registrada la noche electoral, que alcanzó el 70,4 por ciento.

De los que declararon emitir el sufragio, el 74,3 por ciento afirmaron que lo tenía decidido de antes, el 10,4 por ciento que tomaron la determinación la primera semana de la campaña y el 7,3 por ciento que lo hicieron la última de la carrera hacia las urnas. Según la encuesta del CIS, recogida por Europa Press, el 6,5 por ciento se decantó por una formación política el propio domingo electoral.

La decisión primordial por la que los encuestados apoyaron a una u otra fuerza política se basó, en el 35,2 por ciento de los casos, en que la formación elegida es la que mejor defiende los intereses de Galicia. De conocer los resultados finales del 1-M previamente a emitir el sufragio, el 81 por ciento de los ciudadanos afirman que habría hecho lo mismo.

Además, el 27,2 por ciento de los gallegos había votado al PP en las generales de 2008, mientras que el 32,3 por ciento había apoyado al PSdeG y el 7,9 por ciento habían emitido su sufragio favorable al Bloque. En las gallegas de 2005, el 25,9 por ciento de los entrevistados declararon que habían apoyado al PSdeG, el 25,6 por ciento al PSdeG y el 11,1 por ciento al BNG.

CAMPAÑA ELECTORAL

Para casi tres de cada diez gallegos los problemas de índole económica centraron la campaña electoral de las autonómicas, frente al 4,1 por ciento que creen que fue el coche oficial de Touriño, el 3,1 por ciento que cree que fueron los insultos y descalificaciones, el 1,8 por ciento que versó fundamentalmente en la política lingüística y el 1,7 por ciento que concluyó que el despilfarro acaparó la mayor atención de la carrera hacia las urnas.

De los encuestados, el 34,1 por ciento dice que el PP tiene una posición más cercana a la suya, mientras que esta misma respuesta la otorgó al 22,4 por ciento en relación con el PSdeG y al 8,4 por ciento al respecto del BNG.

En conjunto, la mayoría de gallegos tachan de regular la campaña desarrollada por las tres principales formaciones políticas. Piensan así al respecto del PP el 34 por ciento de los encuestados, en referencia al PSdeG el 47,2 por ciento y en cuanto al Bloque el 38,8 por ciento de los gallegos.

El 93,4 por ciento de los gallegos asegura que no intentó convencer a nadie de que debería votar por uno u otro partido y el 88,3 por ciento dice que nadie trató de hacerlo con el encuestado. El 8,4 por ciento de los gallegos dudó a qué fuerza política dar su sufragio, de los que el 28,8 por ciento lo hicieron entre el PP y el PSdeG y el 14,2 por ciento entre el PSdeG y el BNG.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies