Quintana promete un plan para crear 25.000 empleos e impulsar el ICO gallego en los 100 primeros días

Actualizado 25/02/2009 0:09:00 CET

Convocará a cajas y empresas para crear un grupo lácteo gallego y exigirá a Zapatero impulsar el fin del veto en Navantia

LUGO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato del Bloque Nacionalista Galego (BNG), Anxo Quintana, se reservó hoy las propuestas económicas fuertes de la campaña para el mitin de Lugo, en donde comprometió una serie de medidas para los cien primeros días de gobierno, entre las que se encuentran un plan de dinamización de empleo que creará 25.000 puestos de trabajo en dos años y poner en marcha un instituto de crédito oficial propio gallego.

Ante más de un millar de simpatizantes y militantes en un mitin que empezó más de media hora tarde sobre la hora prevista, el cabeza de cartel nacionalista expuso el paquete de propuestas y avanzó que si tras el 1 de marzo prosigue en el Gobierno, reclamará a José Luis Rodríguez Zapatero, en los cien primeros días del nuevo mandato, que "se comprometa para levantar el veto contra la construcción naval en Galicia".

Además, en el mes de marzo pondrá en marcha los grupos de acción local para generar riqueza en el país y reunirá a las empresas y a las cajas en los primeros tres meses para "crear el grupo lácteo gallego y reestructurar el sector".

A mayores, en el mes de abril apuesta por incentivar el segundo plan de inclusión de jóvenes en la actividad agraria y ganadera y un plan de empleo juvenil para impulsar 5.000 nuevos puestos de trabajo atendiendo a los "nichos de trabajo" porque este sector, alertó, "es el que está sufriendo la lacra de la crisis".

El candidato nacionalista matizó que "cualquier plan de empleo tiene que llevar aparejado un plan financiero" y de ahí que en los primeros cien días el Bloque si gobierna creará el instituto de crédito oficial para "suplir a la banca tradicional". "No esperaremos ni un sólo día porque las soluciones no admiten espera", aseveró.

"VALENTÍA, COMPROMISOS DIRECTOS Y CLAROS"

"Os ofrezco valentía política disposición de servir al pueblo y trabajo incansable" para que Galicia "sea respetada en España, Europa y el mundo". "Éstas son nuestras propuestas con toda claridad" para enfrentar la crisis "con decisión y valentía", sentenció.

Quintana destacó que se trata de "compromisos directos y claros, avalados por la acción de gobierno en esta legislatura". "Y porque tenemos credibilidad, ahora con más ímpetu y más impulso", agregó.

Con todo, explicó que "unas cosas irán antes y otras después", pero garantizó que en "los cien primeros días se empezarán todas las medidas y no habrá ninguna sin que haya dado un paso al frente en ese tiempo". "El BNG está en política para dar soluciones, porque eso es lo que espera la gente y no nos vamos a parar a preguntar si le parece bien en Madrid", afirmó.

"Ni le pregunté, ni le pienso preguntar", continuó el candidato nacionalista en un mitin en el que combinó las propuestas económicas con las menciones a la literatura y la tradición romana de la capital lucense. "Yo a quien le pregunto es al pueblo gallego, a los ciudadanos de este país", apostilló.

LUCUS AUGUSTI

Tras ser recibido con gritos de "presidente y presidente", que él mismo aplaudió, Quintana comenzó su discurso apelando al nombre romano de la ciudad, Lucus Augusti, para bromear con el público diciendo que si algún pretoriano buscaba a Anxo Quintana, él era, tal y como se muestra en el video promocional de la campaña.

Reivindicó que el BNG es la fuerza "propia del país" y que "no todos son iguales", tras lo que destacó que los nacionalistas se dedicaron "a crear un producto gallego de calidad, el Bloque Nacionalista Galego", frente a los que "importaron un producto foráneo y lo trasladaron al país". En este punto, censuró al PPdeG por querer que Galicia, como en la época de la Gallaecia romana, siga siendo una "provincia" de España.

"Recordad siempre que la provincia era tierra conquistada", dijo y reprobó que, después de tantos cientos de años, haya fuerzas políticas como el PP, cuyo objetivo es "dar continuidad a la obra de los romanos, no a las enseñanzas ni de la democracia, sino una provincia conquistada". "Y el BNG pide el voto para que Galicia sea lo contrario, un país libre y dueño de sí", exhortó a su auditorio.

El candidato estableció un símil entre los 'populares' y los romanos que expoliaron el Courel y se llevaron la riqueza y lo contrapuso con el "indígena de Lugo, Fernando Blanco", el conselleiro de Industria, máximo responsable del concurso eólico.

PAPELETA QUE "ABRE LA PUERTA"

Así, avisó de que al BNG "no le van a doblegar bajo ningún concepto y luchará por Galicia y la democracia para que la gente tenga su destino. "Contra la difamación aplicaremos la máxima de 'Ladran, luego cabalgamos', aseguró parafraseando a Cervantes en el Quijote.

En el mitin de Lugo, el más numeroso hasta ahora en la campaña y que contó con un ambiente animado con caretas con los rostros de Anxo Quintana y Fernando Blanco, el candidato concluyó mostrando la papeleta del BNG por la provincia para sentenciar que ésa era la lista que "abre la puerta al respeto por Galicia y a la posibilidad de acabar con los caciques".

Finalmente, también hizo una referencia al debate convocado por Correo TV para recordar que ya aceptó la propuesta "a la media hora de ser convocado" por el medio de comunicación y sin poner condiciones. Además, recordó que remitió una carta a su rival del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, para instarle a que secunde su postura, pero omitió que también lo hizo con su socio de gobierno y candidato socialista, Emilio Pérez Touriño.

A RITMO DE 'REGGAETON'

"Buenas noches, presidente", introdujo el mitin el portavoz municipal del Bloque en el Ayuntamiento de Lugo, Xosé Anxo Laxe, quien incidió en que el día 1 la formación nacionalista tiene "un proyecto de país" para el que "necesita el apoyo e todos".

La asistencia superó el millar de personas por primera vez en toda la campaña y a punto estuvo de quedarse pequeño el Pabellón Municipal de los Deportes, justo en la capital de la provincia donde las encuestas barajan que el BNG obtenga un escaño más en el Parlamento gallego.

El 'reggaeton' de Anxo Quintana volvió a hacer bailar a algunos de los asistentes, a los cámaras de televisión y al propio Fernando Blanco, que entre bambalinas esperaba su turno para entrar al ritmo de la música, que obtuvo una gran ovación al finalizar.