Junta andaluza y Gobierno no llegan a un acuerdo y se dan un plazo de 6 meses para concretar la 'deuda histórica'

Actualizado 18/09/2008 20:40:29 CET

Firman que el pago sí cumpla su plazo y dejan abierta la puerta a un posible adelanto

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Bilateral de Cooperación Junta de Andalucía-Estado concluyó hoy sin acuerdo sobre la cuantificación para la liquidación de la 'deuda histórica', ante lo que ambas partes se comprometieron a seguir negociando de cara a cerrar una cifra en un nuevo plazo máximo de seis meses, según recoge un documento que ambas administraciones firmaron hoy.

Con la falta de acuerdo se incumple lo que establece el Estatuto de Autonomía de Andalucía, que en su Disposición Adicional Segunda establece que cuantificación y proceso de liquidación de la 'deuda histórica' deberá estar cerrada antes del día 20 de septiembre del presente año, una fecha que se cumple el próximo sábado.

Tras meses de negociaciones "muy intensas" el Estado y la Junta no alcanzaron un acuerdo en la cuantía mínima de la 'deuda histórica' aprobada por el Parlamento andaluz, 1.148 millones de euros, por lo que se vieron obligados a quedarse en un acuerdo de "lealtad institucional y buena fe" que recoge su voluntad de que, "en el plazo más breve posible y dentro de los próximos seis meses, se alcance una posición común sobre la cuantía" de las asignaciones.

En ese acuerdo y según reiteraron en la rueda de prensa posterior a la Comisión la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, y el consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, también consta que para la liquidación definitiva sí se respetará el plazo establecido en el texto estatutario, antes del 20 de marzo de 2010.

Ese "es un plazo incuestionable y volvemos a repetir nuestra voluntad de cumplir", explicó Salgado, al tiempo que Griñán también subrayó que éste es el "importante" porque el límite que marca es "estatutariamente imposible de rebasar" y que el primer paso "importante" en la 'deuda histórica' es "pagarla".

Mientras que llega ese momento, y después de que en el mencionado plazo de menos de seis meses se haya establecido la cuantificación, la Administración General del Estado podrá hacer una liquidación parcial.

Durante su comparecencia de prensa Griñán explicó que en la negociación para la cuantificación de este reivindicación histórica, el Gobierno ha trabajado basándose en la propuesta presentada por Andalucía, la que desemboca en 1.748 millones de euros. A partir de ella, la Administración ha ido "desmenuzando" los puntos de la metodología y los referentes a la vivienda son en los que ha habido más discrepancia.

Una vez analizados los métodos de cálculo, el Gobierno cuantificaba en una cantidad inferior a los 1.148 millones de euros que aprobó el Parlamento Andaluz la deuda, un suelo que Griñán no ha aceptado. "De la misma manera que ellos no me han podido convencer de sus criterios yo tampoco he sido capaz de convencerle de los míos", planteó en su comparecencia el consejero al tiempo que reiteró que "el Gobierno Andaluz no puede acordar nada que esté por debajo de aquello que cuantificó el Parlamento andaluz".

En lo que sí estuvieron de acuerdo Salgado y Griñán fue en que con esta falta de acuerdo no se incumple el Estatuto ya que, mientras la primera cree que el hecho de que se llegue a la cuantificación "un mes antes o más tarde, no es lo más importante para los ciudadanos", el responsable andaluz rechazó que se pueda decir que el Gobierno de España "ha incumplido el Estatuto". La culpa, en todo caso, sería compartida.

"Simplemente no hemos llegado a un acuerdo con la voluntad de seguir negociando para sí llegar", mantuvo el vicepresidente económico que también comentó en rueda de prensa que es más deseable rebasar el plazo de negociación y conseguir un acuerdo favorable que volver con una cuantificación a tiempo pero inadecuada.

Así las cosas, una vez confirmado el desacuerdo, tanto Griñán como Salgado se comprometieron a "no parar" y a seguir trabajando "mañana, pasado y al otro" con el límite de los seis meses como plazo máximo y que, según el vicepresidente andaluz, "no se va a agotar".

RATIFICA EL AVISO CONTRA LA FINANCIACIÓN

El consejero de Economía y Hacienda andaluz ratificó ante la ministra de Administraciones Públicas las palabras que dijo en el Parlamento Andaluz sobre las dificultades que tendría Andalucía para apoyar el nuevo modelo de financiación autonómica que presente Moncloa si no se llegaba a un acuerdo a tiempo con la 'deuda histórica'.

"Ratifico todas las palabras que dije en el Parlamento, una detrás de otra", reiteró Griñán, que mantuvo que si bien el de la deuda es un acuerdo que "no forma parte de la financiación", debe resolverse en el contexto actual, que es "la modificación del sistema de financiación".

No obstante, Griñán aseguró que el Gobierno andaluz sigue suscribiendo que el documento para el nuevo modelo de financiación de Solbes. "La propuesta tal y como está ahí formulada la aceptamos, del principio al final", mantuvo. Sin embargo, lo "complicado" viene cuando se pasa "de la gramática a la aritmética". Ahí hablaremos de cifras y ahí es cuando habrá "más problemas", advirtió.

Por otro lado, Salgado también rechazó que la actual situación económica pueda haber obligado a un aplazamiento en la determinación de la cuantía ya que, como explicó, "las dificultades económicas del año 2008 en absoluto han contado para esa cuantificación", cuyo ingreso se producirá en 2010.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies