AMP.- El Rey estará hospitalizado cuatro o cinco días tras implantarle una prótesis de cadera

Doctor Ángel Villamor
EUROPA PRESS
Actualizado 14/04/2012 20:20:33 CET

El doctor Villamor califica la operación de "muy satisfactoria"

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Rey permanecerá entre cuatro y cinco días en el hospital USP San José de Madrid, donde ha sido operado esta madrugada de una fractura de cadera, y podrá retomar todo tipo de actividad física "en uno o dos meses", si bien podría reincorporarse a su labor de despacho en una semana o diez días, según ha informado el doctor Ángel Villamor, que ha operado a don Juan Carlos.

En rueda de prensa, el doctor Villamor ha señalado que la operación que le ha realizado al Rey es "algo especial", ya que se trata de "dos cirugías en una", al haberle sanado al mismo tiempo la fractura que sufrió en la cadera derecha entre las dos y las cinco de la madrugada del jueves al viernes, cuando sufrió "un tropezón casual en un escalón" durante su estancia en Botsuana para participar en una cacería, y de la artrosis que le venía provocando molestias.

La operación ha consistido en la colocación de una prótesis, en lugar de una reconstrucción simple de la cadera, recomponiendo la parte fracturada. "Hemos conseguido sustituir la articulación desgastada, artrósica, por una prótesis, aprovechando que teníamos que sintetizar la fractura que había sufrido, y a la vez sintetizando esa fractura", ha explicado el doctor Villamor, al tiempo que ha indicado que la operación ha durado entre dos horas y dos horas y cuarto. "El resultado ha sido muy satisfactorio", ha afirmado.

Tras permanecer ocho horas en la UCI en observación, el Rey ha subido por la mañana a una habitación, donde está sin dolores y mueve "con naturalidad y amplitud" la pierna, según el cirujano.

Esta misma tarde hará su primera sesión de fisioterapia y empezará a caminar con muletas, porque "es un paciente muy duro y nos apura en una recuperación rápida por sus ganas de reincorporarse a sus actividades lo antes posible".

El doctor ha reconocido que se sorprendió al ver las lesiones del Rey, ya que éste apenas se quejaba. Asimismo, ha indicado que el traslado, que se produjo en un avión privado, "fue muy cómodo", según ha relatado el Rey, a quien acompañaba un médico de la Zarzuela y quien hizo las entre siete y ocho horas de viaje sentado.

El médico, que ha confiado en no tener que operar a Don Juan Carlos nunca más de la cadera derecha, ha considerado que "es casualidad" que en dos años el Rey se haya tenido que someter a tres cirugías.

Sin embargo, ha dicho que el monarca no se encuentra desanimado por sus operaciones consecutivas, sino que "es como los deportistas, que asumen la lesión como parte de su actividad física.