Zapatero señala el "amplísimo respaldo" y destaca que ha habido "normalidad" en la participación

Actualizado 19/06/2006 1:25:40 CET

Cree que toca felicitar a los que defendieron el "si", por el 74% de los votos, y a los que abogaron por el "no" les toca "aceptarlo"

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno considera que el Estatuto de Cataluña se ha aprobado por una "amplísima" mayoría, ya que, dijo, 3 de cada 4 han dado su apoyo al nuevo texto estatutario. En su opinión, se ha producido "normalidad" en la participación, cercana al 50 por ciento, que es, según dijo, la media de los referendos autonómicos.

El jefe del Ejecutivo estimó también que quienes deben recibir las felicitaciones son los que han apoyado el "si", por haber cosechado el 70 por ciento de los apoyos, frente a los que han defendido el "no", que sólo han tenido el 20 por ciento de respaldo. En su opinión, algunas posiciones son del pasado y apuntó que, una vez que se ha votado, no se puede seguir "como tienen cierta tendencia algunos líderes políticos, en estar siempre en tiempo atrás".

Zapatero compareció ante los medios de comunicación inmediatamente después de haberlo hecho el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall y lo hizo felicitando primero a los ciudadanos de Cataluña por el resultado del referéndum sobre el Estatuto.

LA NORMALIDAD EN LA PARTICIPACION, LA NOTA MAS DESTACADA

Acto seguido apuntó que la "normalidad" ha sido la "nota más destacada", tanto en la jornada, como en el ejercicio del derecho y en el porcentaje de participación, que se ha situado cercano al 50 por ciento. En este sentido, argumentó que hay que tomar en consideración la media de los referendos autonómicos que está en el 50 por ciento.

También enmarcó dentro de la normalidad lo que consideró un "amplio apoyo" recibido por el Estatuto de autonomía de Cataluña. "Tres de cada cuatro ciudadanos que han acudido a las urnas han apoyado con su voto la propuesta de reforma estatutaria", sentenció, dejando claro que de esta forma han ratificado "ampliamente" el texto acordado entre el Parlamento catalán y las Cortes Generales.

Al ser preguntado si le parece suficiente que vaya a entrar en vigor el nuevo Estatuto con el apoyo de menos del 40 por ciento del censo, tal y como ha dicho Mariano Rajoy esta misma noche, Zapatero pidió que se haga un ejercicio de "responsabilidad democrática" y de "respeto a las reglas constitucionales y estatutarias".

En este sentido, recordó que el Estatuto tenía un trámite que se ha vivido hoy, el de referendo, y valoró que el refrendo ha sido "amplísimamente mayoritario", con el 74 por ciento de los votantes. Por tanto, dijo, el Estatuto tiene "toda la fuerza democrática de los procedimientos que nos hemos dado y además, de un amplísimo refrendo de la ciudadanía catalana".

ADVIERTE QUE LO QUE QUEDA ES "ACEPTAR" EL ESTATUTO

Sobre la reacción del líder del PP, el presidente del Gobierno opinó que "algunas posiciones son del pasado" y que ahora, lo que queda a quienes han defendido el "no" es "aceptar" el nuevo texto estatutario. Explicó que "hoy se termina el proceso" y después de que "han hablado los catalanes", el Estatuto es la "norma que han decidido ampliamente" y, añadió, "dará buenos resultados".

Por lo tanto, añadió, "uno puede seguir como tienen cierta tendencia algunos líderes políticos en estar siempre en tiempo atrás, pero cuando las cosas se han confirmado, han avanzado y se han perfeccionado todos los trámites, lo que queda es aceptarlo". En este sentido, dijo, "a veces uno defiende el sí y representa el 74 por ciento y unos defienden el no y representan el 20 por ciento, lo que corresponde es felicitar a los del sí y decir: aceptamos el resultado como buenos demócratas".

Zapatero apuntó que no iba a decir "nada" a quienes habían defendido el "no" con el "resultado que han cosechado", aunque sí señaló que este Estatuto "también es de ellos, de todas las ideas".

COOPERACION LEAL ENTRE GOBIERNOS

En opinión de Zapatero, Cataluña verá reconocida "mejor" su "identidad propia", dispondrá de un mejor instrumento para "ejercer su autogobierno" y se "preservará" el "rico" pluralismo "consustancial a la sociedad catalana".

Precisó que este nuevo marco normativo se abre a "todas las fuerzas políticas, a todas las ideas y los ciudadanos" y añadió que la aplicación y el desarrollo del Estatuto requerirán de una "aplicación leal" entre Gobiernos. En este punto, se comprometió a que el Gobierno de España ejercerá esa "cooperación leal" con el Gobierno de Cataluña y todas las fuerzas políticas, así como con el resto de Gobiernos de las CCAA.

Según Zapatero, con la aprobación de este Estatuto, la España autonómica "avanza" y lo hace, dijo, "con la normalidad institucional propia de una democracia sólida, asentada en la Constitución y que ha demostrado sobradamente su capacidad para vertebrar la convivencia entre españoles".

Añadió que el proceso de reformas estatutarias que se está viviendo "acercará más el poder a los ciudadanos e integrará mejor el proyecto común de España".