AMPL.- Unas 200 personas se agolpan ante el Congreso para protestar por los últimos ajustes anunciado por Rajoy

Unas 200 Personas Se Concentran Frente Al Congreso Contra Los Nuevos Recortes
EUROPA PRESS
Actualizado 11/07/2012 18:19:46 CET

"El próximo parado, que sea un diputado", uno de los gritos de los concentrados

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de unas 200 personas, la mayoría funcionarios, se acercaron de manera espontánea ante la puerta principal del Congreso de los Diputados, la fachada de los Leones, para protestar por los últimos ajustes anunciados este miércoles por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Enseguida comenzaron a llegar más de una docena de furgones del Cuerpo Nacional de Policía con agentes antidisturbios de la Unidad de Intervención Policial (UIP), así como una decena de agentes a caballo, para acordonar la Plaza de las Cortes y evitar que los manifestantes cruzaran la Carrera de San Jerónimo.

La ley prohíbe manifestarse ante el Congreso cuando el Pleno está reunido, un precepto que en ocasiones anteriores ha justificado que la Policía cortara con anticipación la Carrera de San Jerónimo, algo que esta vez no se hizo.

A la concentración se fueron sumando ciudadanos que pasaban por la Carrera de San Jerónimo y a también se adhirieron los diputados de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA). Eso sí, los gritos de los manifestantes no discriminaban formaciones políticas: "Ladrones", "El próximo parado, que sea un diputado", "Ahí está la cueva de Alí Babá" (por el Congreso), fueron los gritos más coreados.

También se pudieron escuchar gritos famosos del movimiento del 15-M, como los ya clásicos "No nos representan" o "No hay pan para tanto chorizo", y otras consignas como "Rajoy dimisión", "Esto nos pasa por un Gobierno facha" y "Menos corrupción, más inspección".

RAJOY, OBLIGADO A SALIR POR LA PUERTA DE ATRÁS

Alrededor de 40 agentes de la Policía Nacional trataron de convencer a los participantes para que abandonaran las inmediaciones del Congreso. En ese contexto, tanto el presidente del Gobierno como otros ministros de su Gabinete tuvieron que abandonar la sede parlamentaria por la puerta de atrás, en la calle Zorrilla, una salida poco habitual para las autoridades.

A su salida los informadores preguntaron al jefe del Ejecutivo si esperaba mucha respuesta en la calle ante los nuevos ajustes que va a llevar adelante su Gobierno. "Hasta luego", se limitó a responder Rajoy, despidiéndose.

Los diputados de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), con Cayo Lara al frente, que habían acudido al Congreso ataviados con camisetas en apoyo a la marcha minera, salieron para apoyar a estos ciudadanos apostados frente al Congreso y aprovecharon para criticar nuevamente los recortes que afectarán a los funcionarios decididos por Rajoy dejando claro que "el problema no lo han creado los trabajadores públicos ni la mayoría de la gente".

EL PRESIDENTE LES VIENE A LLAMAR "VAGOS"

Por su parte, el excoordinador de IU y diputado por Asturias Gaspar Llamazares, denostó que el Gobierno haya adoptado estas medidas "que no estaban contempladas en su programa electoral" y justificó su apoyo a los concentrados señalando que "ante todo es ciudadano y que está con los ciudadanos".

Por último, el diputado de ICV, Joan Coscubiela, lamentó que con los nuevos ajustes lo que Rajoy está diciendo a los empleados públicos es que son unos "vagos" y, además, está pretendiendo que éstos lo asuman "con resignación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies