Aguirre cree que la "judeofobia contemporánea" se embosca bajo un "humanitarismo progresista" que niega a Israel

Aguirre en los actos de homenaje al Holocausto
COMUNIDAD DE MADRID
Actualizado 27/01/2011 16:17:41 CET

La asamblea recuerda a las víctimas de la Shoah, especialmente al 1,5 millón de niños muertos

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado este jueves que la "judeofobia contemporánea se embosca bajo un humanitarismo progresista que niega a Israel su derecho a defenderse", y ha considerado enemigos de la libertad a los que quieren destruir el Estado de Israel.

Durante el acto de recuerdo del Holocausto celebrado en la Asamblea de Madrid, como lleva sucediendo desde hace once años, la presidenta regional ha destacado su compromiso con el combate de "las nuevas expresiones del antisemitismo y judeofobia", gran parte de las cuales "surgen de la criminalización del Estado de Israel por el hecho de existir".

A su juicio, "las expresiones esta nueva judeofobia contemporánea se emboscan a veces bajo un humanitarismo progresista que le niega a Israel su derecho a defenderse de un enemigo que alardea de su objetivo de destruir al estado judío y la democracia donde quiera que existe". Además, ha indicado que "el odio a Israel y contra los judíos es la bandera" de grupos totalitarios que "buscan destruir la libertad y la democracia".

El acto homenaje con motivo del 'Día Internacional en Memoria del Holocausto y de prevención de crímenes contra la humanidad' de este año ha estado dedicado en especial al millón y medio de niños que fueron asesinados durante la Shoah y que sufrieron "persecuciones, maltratos, vejaciones y torturas".

Por ello, varios menores han protagonizado este año la ceremonia de encendido de las velas leyendo escritos de menores judíos que vivieron la Shoah, entre los que se encontraban relatos sobre cómo vivió un menor en su último día de colegio el primer día en que era obligatorio llevar una estrella amarilla cosida a la ropa, cómo arrebataron a una niña su bicicleta o cómo una niña tuvo que abandonar su casa y vivir bajo varios nombres para no ser llevada a algún campo de concentración.

Durante su discurso, Aguirre ha recordado que el 27 de enero es el día en que se libero Austwicht, uno de los campos de exterminio del nazismo, que se saldó con la muerte de 6 millones de judíos.

No obstante, ha destacado la "humanidad y valentía" de algunas personas que arriesgaron la vida y desafiaron a las planificadas estrategias de aniquilamiento de los judíos por salvar la vida de estas personas.

La presidenta ha destacado que el judaísmo es parte de Europa y de sus cimientos en la razón y la libertad, y ha considerado que la Shoah fue un "cataclismo trágico" en la historia del viejo continente, que se "precipitó al abismo moral".

Por su parte, la presidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez, también ha tenido unas palabras para los afectados por el Holocausto, y ha señalado que la Shoah es algo que hay que recordar, ya que fue un "ataque atroz contra millones de judíos y también contra toda la sociedad".

La presidenta se ha centrado en los niños, a los que este años estaba dedicada la conmemoración, y ha dicho que "son la parte más frágil e inocente de la sociedad" y que su sufrimiento "hace que el horror de aquellos años sea más intenso si cabe". Al mismo tiempo se ha acordado de aquellos que "no permanecieron impasibles ante tanta crueldad" y ayudaron a los judíos a huir del Holocausto.

Durante la celebración de este año, se ha referido a unos vecinos de un municipio francés que acogieron a niños judíos para evitar su deportación o el programa 'Kindertransporte', por el que 100.000 menores fueron evacuados de los territorios ocupados en Reino Unido. También ha citado que la artista vienesa Friedl Dicker Brandeis enseñó pintura a niños atrapados en la república checa.

Como cada año se guardó un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas del Holocausto y se encendieron seis velas en su recuerdo. En esta ocasión, por el millón y medio de niños exterminados, aquellos que fueron salvados, las personas que les ayudaron, maestros, educadores que sufrieron los campos de concentración y los niños acogidos en Israel, así como por los gitanos y homosexuales.

Este año han intervenido el embajador de Israel, Rafael Schutz; el presidente de la Comunidad Judía de Madrid, Samuel Bengio, y el gran rabino de España, Moshe Bendaham, entre otros. Además, han estado presentes los embajadores de Estados Unidos, Alan Solomont; Austria, Rudolf Lennkl; Polonia, Ryszard Schnepf; Turquía, Ender Arat; Hungría, Edit Bucsi-Szabo; Argentina, Leandro Waisman;Turquía y Suiza, así como miembros del Gobierno regional y de la Mesa de la Asamblea.

Hace más de una década, medio centenar de países acordaron rememorar el Holocausto, honrar a sus víctimas y luchar contra los genocidios en el mundo. En 2005, la Unión Europea declaró el 27 de enero como 'Día Europeo de Conmemoración del Holocausto' y, de este modo, hacerlo coincidir con la fecha de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz en 1945.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies