Aralar abandona el gobierno municipal en Azpeitia por la decisión de ANV de no condenar el asesinato de Uria

 

Aralar abandona el gobierno municipal en Azpeitia por la decisión de ANV de no condenar el asesinato de Uria

Actualizado 04/12/2008 19:50:27 CET

Abril dice que advirtió de que su formación no estará "ni en un gobierno que no sea de izquierdas, ni en uno de confrontación"

AZPEITIA (GUIPUZCOA), 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Aralar acordó hoy abandonar el Gobierno municipal de Azpeitia, después de que ANV se negara a condenar el asesinato de Inaxio Uria. Esta formación gobernaba con ANV y EA en este municipio y ayer mismo el partido presidido por Unai Ziarreta adoptó la misma decisión.

El vicecoordinador de Aralar, Jon Abril, acompañado del concejal de la formación en Azpeitia, Carlos Arellano, y de la portavoz en las Juntas Generales de Guipuzcoa, Rebeka Ubera, aseguró a los medios informativos que la actitud del alcalde y su grupo (ANV) mantenida ayer durante el pleno de condena del atentado resulta "inaceptable" porque "va en contra de los principios del acuerdo de Gobierno y del derecho a la vida".

Preguntado por la posibilidad de que Aralar apoye una moción de censura en el Consistorio, Abril respondió que todavía no se ha analizado esa situación porque "no procede en este momento". No obstante, advirtió de que su formación no estará "ni en un gobierno que no sea de izquierdas, ni en uno de confrontación".

En su intervención, el dirigente de Aralar reprobó "firmemente" el asesinato de Uria y exigió a ETA que "abandone definitivamente el uso de las armas", al tiempo que se reafirmó en su "compromiso por la paz y los derechos humanos".

Según explicó, el asesinato de Uria, y lo sucedido en el pleno celebrado ayer en la localidad guipuzcoana ha tenido como consecuencia la decisión de Aralar de dejar el gobierno municipal de Azpeitia.

"Firmamos un acuerdo de gobierno basado en la pluralidad, la convivencia y el bienestar de la población azpeitiarra. La actitud que han tomado tanto el alcalde como su grupo es inaceptable, y va en contra de los principios de ese acuerdo. El derecho a la vida está por encima de cualquier otro derecho", subrayó Abril.

Para Aralar, el uso de la violencia "no es el camino para la solución del conflicto político que vive Euskal Herria", por lo que exigió "el uso exclusivo de vías políticas". Además, se reafirmó en su "compromiso de conformar una izquierda abertzale política y pacifista". "No permitimos que en nuestro nombre, ni en el nombre de Euskal Herria, ni utilizando el nombre de la izquierda abertzale, se realicen este tipo de atentados y asesinatos", agregó.

"DIA TRSITE"

Por su parte el concejal de Aralar en Azpeitia, Juankar Arellano, leyó, muy emocionado y entre lágrimas, una declaración en la que quiso hacer llegar a la familia, compañeros de trabajo y allegados de Uria la "muestra de solidaridad más cercana".

"El de ayer fue un día muy triste y negro para Azpeitia porque ETA asesinó a un vecino nuestro en nuestro propio pueblo", afirmó, al tiempo que mostró también su solidaridad a "todas las personas y empresarios que viven bajo las amenazas de ETA".

Arellano señaló que Aralar de Azpeitia está "sorprendido" ante la actitud que ha mostrado ANV en el municipio y criticó que, "aun sabiendo que ayer se iba a celebrar un pleno importante, no realizó el más mínimo esfuerzo por consensuar un texto entre las formaciones que componemos el gobierno municipal".

"ANV ha mostrado una manera peculiar de entender un gobierno municipal; Aralar lo entiende como una práctica política para buscar acuerdos y consensos entre los que lo formamos. El gobierno municipal lo hemos formado tres formaciones, pero en estos momentos tan importantes ANV ni se ha acordado que el gobierno municipal de Azpeitia es plural y amplio", denunció.

Finalmente, quiso "dejar bien claro" que Aralar no trabajará con "aquel que no reconoce y respeta todos los derechos humanos sin excepción". En ese sentido, insistió en que en Azpeitia se ha realizado "un gran esfuerzo para poner en práctica políticas progresistas", pero ETA "ha echado a perder el trabajo en común de los que nos sentimos abertzales y de izquierdas".

"A la hora de poner en práctica políticas progresistas y de izquierdas para el bien de nuestro pueblo no permitimos la injerencia militar de ninguna clase", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies