PNV cree que el TS "da carta blanca y legitimación jurídica" al TSJPV para poder condenar a Ibarretxe

Actualizado 22/01/2008 13:44:45 CET

Urkullu acusa al Supremo de convertirse "en refugio de las ideas y de los grupos de ultraderecha"

BILBAO, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB, Iñigo Urkullu, afirmó hoy que la condena por parte del Tribunal Supremo al ex máximo representante del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, por no disolver a Sozialista Abertzaleak, "parece dar carta blanca y legitimación jurídica" para que otros tribunales, como el TSJPV, actúen "de la misma manera", de forma que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, pueda ser condenado por hablar con Batasuna.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, en la que estuvo presente el propio Juan María Atutxa, arropado por el máximos dirigentes y cargos jeltzales, Urkullu consideró que el Supremo se ha convertido "en refugio y defensa de las ideas y de los grupos de ultraderecha".

Tras recordar que, con esta resolución, que hace caso omiso a la doctrina sentada por el 'caso Botín', el TS "se resarce a sí mismo de una supuesta ofensa de desobediencia", afirmó que la ideologización de la Justicia "parece ya imparable", algo que no puede soportar por mucho tiempo "una democracia".

En su opinión, con esta sentencia, se ha pretendido convulsionar a "toda una sociedad con una decisión exclusivamente mediática y política". Además, señaló que su partido, junto con EB y EB y representantes institucionales, están estudiando iniciativas a adoptar tras esta decisión, que "evidencia una Justicia estamental, corporativista, medieval y predemocrática".

Para el líder del PNV, es "estamental" porque "es un fallo de ello y para ellos, ya que es el Tribunal Supremo quien se resarce a sí mismo de una supuesta ofensa de desobediencia". "Y para ello utiliza a su antojo la muleta que le propicia, en este caso, la acusación popular -en referencia a Manos Limpias- que no ha sido tenida en cuenta por este mismo tribunal en el denominado 'caso Botín'", añadió.

Asimismo, acusó al alto tribunal de ser "capaz de utilizar los mismos elementos jurídicos para absolver, por ejemplo, a intereses económicos, para inhabilitar a políticos molestos", como Atutxa, Gorka Knör y Kontxi Bilbao, o, "para en el futuro", encarcelar a 'ciudadanos desafectos', como los encausados en el 'caso Egunkaria'.

CASO IBARRETXE

"Pero, además, esta decisión nos enciende todas las alarmas, ya que podría acarrear en el futuro gravísimas consecuencias en casos similares aún pendientes de juzgar, como es la acusa abierta contra el lehendakari", dijo.

Iñigo Urkullu precisó que esta resolución "parece dar carta blanca y legitimación jurídica para que otros tribunales puedan actuar de la misma manera". "El PNV considera también que el camino hacia la ideologización de la Justicia por parte de algunos jueces y magistrados parece más imparable", indicó.

En esta línea, se preguntó "quien podía pensar que un presidente del Parlamento vasco, la mesa del Parlamento, por una decisión tomada en base a su autonomía e indentidad, iban a ser enjuiciados, sentados en el banquillo y castigados"

"La institución mas representativa de la sociedad vasca en tres territorios es el Parlamento vasco, que es el reflejo de la voluntad de los ciudadanos. Por lo tanto, enjuiciar a la máxima institución de los ciudadanos vascos por tomar una decisión en base a su identidad, da que pensar en el caso del lehendakari", insistió.

A su entender, "no hay democracia que pueda soportar durante mucho tiempo que las sentencias de las más altas instancias judiciales se adopten en función de la composición de la sala y no del fondo de lo que se está juzgando". "En el Estado español, según quien juzgue y a quien juzgue, la sentencia está predeterminada", apuntó.

"TRANSICION INACABADA"

El presidente del EBB, que procedió a la lectura de un documento, afirmó que la resolución del Tribunal Supremo "es el mayor síntoma que refleja la transición inacabada que ha realizado la urgida de perfección democrática española, una democracia donde un grupo de magistrados al borde de cualquier control pueden ingerir en el futuro político de una sociedad".

En este sentido, aseveró que su partido, como "la inmensa mayoría del pueblo vasco", tiene "la sensación" de hallarse ante una justicia que, "en una de sus más altas instancias judiciales se ha convertido, para algunos que dicen aplicar la Justicia, en refugio y defensa de las ideas y de los grupos de ultraderecha".

Asimismo, precisó que, "el hecho de que el fallo se haya comunicado a través de una nota de prensa es también un claro reflejo de lo que el Tribunal Supremo quería: convulsionar a toda una sociedad con una decisión exclusivamente mediática y política".

Tras mostrar "su apoyo incondicional" a los condenados, aseguró que la actuación del PNV "estuvo, desde el momento inicial, en defensa de la autonomía e independencia de la propia institución del Parlamento vasco, compartida con el PNV". "Juan María Atutxa, no estás sólo", añadió.

INICIATIVAS

Respecto a las posibles iniciativas a abordar después del fallo del TS, como el recurso a los Tribunales, el máximo dirigente jeltzale recordó que "es costumbre del PNV adoptar todas las decisiones con rigor, mirar al futuro con serenidad y con gravedad, como exige esta circunstancia", por lo que no quiso avanzar ninguna medida.

En este sentido, puntualizó que se ha puesto en contacto esta misma mañana con los máximos representantes institucionales, así como con los líderes políticos "de las dos formaciones políticas afectadas por este caso", en referencia a EA y EB, "con el fin de hacer una valoración" entre todos y "adoptar las pertinentes iniciativas a desarrollar".

No obstante, rechazó "adelantar acontecimientos" en estos momentos "por lealtad" a la relación con otras formaciones políticas y "por consideración al Parlamento y al Gobierno vasco".

En el acto, estuvieron presentes numerosos miembros de la Ejecutiva del PNV, cargos institucionales del partido, como el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, y el alcalde de la capital vizcaína, Iñaki Azkuna, los portavoces del PNV en el Congreso y en el Senado, Josu Erkoreka y Joseba Zubia, respectivamente así como el ex lehendakari José Antonio Ardanza y representantes de la Fundación Sabino Arana -que Atutxa preside-, como Txema Montero, entre otros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies