Comunidad de Madrid dice que el convenio del Canal con el Ayuntamiento "no va a cambiar" a pesar de salida a Bolsa

Actualizado 18/09/2008 17:38:52 CET

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero y portavoz del Gobierno regional, Ignacio González, aseguró hoy que el Canal de Isabel II "no va a cambiar" el convenio que mantiene con el Ayuntamiento de Madrid a pesar de la salida a Bolsa del 49 por ciento de la compañía pública.

González se pronunció así después de que el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, dijera en rueda de prensa que la privatización del Canal de Isabel II es una "gran oportunidad", si bien provocará que se rescinda el contrato actual para convocar un nuevo concurso. Así, aclaró que actualmente el Consistorio de la capital mantiene dos convenios de adjudicación directa con el Canal, uno de abastecimiento y otro de alcantarillado, depuración y explotación, pero que si deja de ser una empresa pública al incorporar capital privado no se podrían mantener esos contratos.

Tras afirmar que aún no conocía las palabras de Gallardón, el vicepresidente primero afirmó en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que el Canal tiene un convenio en vigor con el Consistorio "que no va a sufrir ninguna modificación por el hecho de que se saque el 49 por ciento de la empresa a la venta pública".

"No van a cambiar para nada las condiciones. Si lo que quiere el alcalde es aprovechar el tirón para ver si saca dinero de algún sitio por las circunstancias que sea, me parece bien que lo diga y que lo explique", sentenció, al tiempo que explicó que el Canal ha pagado por adelantado al Consistorio la cuantía de estos convenios, algo que cuestionó que hiciera otra empresa.

"Si lo que me plantean es que de alguna manera el Ayuntamiento quiere dinero, si eso lo que quiere el alcalde, el dinero ya se lo han dado. Es más, lo hemos pagado por adelantado, cosa que dudo que un convenio con una empresa o un concurso por un periodo de 30 años le diera al Ayuntamiento el dinero en 3 años, como el Canal", indicó.

González recordó que los convenios que mantiene el Canal con el Ayuntamiento madrileño cuentan con un presupuesto de entre 800 y 900 millones de euros para gestiones de depuración y alcantarillado. "El convenio está firmado, está en vigor, no se va a cambiar y ha recibido ya una cantidad que supera con mucho los 800 millones de euros", concluyó.

DEVOLUCIÓN DEL DINERO

El vicepresidente primero advirtió al primer edil madrileño de que, en el caso de que se rompan los convenios que mantienen actualmente, debería devolver el dinero que ha recibido hasta el momento. "Me imagino que cuando un plantea una cosa de estas, si es que (el alcalde) las ha planteado, que lo dudo, irá por delante con el dinero para devolverlo", subrayó.

Por último, resaltó que Gallardón "está en su derecho" de defender los intereses de lo que cree que es bueno para la gestión del Ayuntamiento, mientras que la Comunidad de Madrid "puede tener una visión de lo que cree que es bueno para la gestión de los intereses de los madrileños".

Según explicó el primer edil tras la Junta de Gobierno municipal, el funcionamiento en Madrid de adjudicación directa del agua sólo es viable mientras el Canal de Isabel II sea público, porque la legislación europea de protección de la competencia prohíbe adjudicar sin concurso contratos públicos a empresas privadas. Si la empresa que preside Ignacio González se convierte en sociedad anónima incorporando capital privado, la opción del convenio directo dejará de existir.

Esto no tiene por qué significar, en opinión del alcalde, algo malo para Madrid, sino que, generará "grandes oportunidades" para mejorar el ya "excelente" servicio de gestión del agua que existe en la capital.

Así, la única opción posible llegados a ese punto sería rescindir los dos contratos que el Ayuntamiento tiene con el Canal, y que tienen vigencia hasta 2036, el de saneamiento, y hasta 2010, el de abastecimiento. Además, deberían liquidarse las cuentas, devolviendo al Canal el dinero que hubiera adelantado al Consistorio en virtud del vigente acuerdo, algo que haría la nueva concesionaria.

Tras rescindir los contratos con el Canal según las cláusulas pertinentes, el Ayuntamiento convocaría un concurso público para el saneamiento y otro para el abastecimiento, al que podría concurrir en igualdad de condiciones "cualquier operador de agua de la Unión Europea, las empresas que se constituyan con este objetivo y el propio Canal de Isabel II", indicó Gallardón.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies