(Ampl.) Los diputados del PP se esposan las manos durante la intervención de Simancas al grito de 'Alonso, dimisión'

Actualizado 11/05/2006 19:51:01 CET

Aguirre y sus consejeros aprovechan el Pleno de la Asamblea para atacar al portavoz socialista por no condenar las detenciones

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Los diputados del Grupo Popular exhibieron hoy en el Pleno de la Asamblea de Madrid unas esposas durante la intervención del portavoz socialista, Rafael Simancas, al tiempo que gritaban, puestos en pie, 'Alonso, dimisión', en protesta por la detención ilegal de dos militantes de esta formación durante la manifestación en la que el ex ministro de Defensa José Bono aseguró haber sido agredido.

La acción de protesta, secundada por la práctica totalidad de los parlamentarios del PP, paralizó la sesión durante al menos un minuto, durante el que la presidenta de la Cámara, Concepción Dancausa, pidió a los diputados populares que cesaran en su actitud y permitieran que el portavoz socialista hiciera uso de su turno de palabra.

Cuando los diputados populares volvieron a ocupar sus escaños, Simancas pidió a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, "educación y respeto a la institución". "No tiene usted ni idea de lo mucho que nos ha costado a algunos que no tenemos apellido aristocrático ni rancio abolengo llegar hasta aquí", dijo visiblemente enfadado.

En su turno de réplica, la presidenta regional acusó al líder socialista de "haberse quedado solo por no condenar las detenciones ilegales que se han producido". En ese momento, la bancada popular volvió a gritar 'Alonso, dimisión', en referencia al ministro de Defensa y titular de Interior cuando se produjeron las detenciones, José Antonio Alonso.

REPROCHES MUTUOS DURANTE TODO EL PLENO

Durante el resto de la sesión continuaron los reproches mutuos entre los parlamentarios populares y socialistas, jalonados con continuos gritos y pataleos y llamadas al orden por parte de la presidenta de la Cámara.

El diputado socialista José Cepeda retomó la cuestión en una pregunta sobre la audiencia de Telemadrid, al pedir a los diputados del PP que "dejen de hacer obras circenses con grilletes de plástico". "Los que estamos aquí, a este lado del hemiciclo, sabemos durante 40 años lo que ha significado, no sufrir grilletes de plástico ni obras circenses, sino la represión, la persecución y la muerte de miles de personas por defender la libertad y sus ideas", afirmó.

El vicepresidente regional, Ignacio González, contestó a las palabras de Cepeda dirigiéndose a los escaños socialistas. "Si siguen ustedes actuando así y su cabeza de filas no es capaz de solidarizarse con dos madrileños que han visto vulnerados sus derechos fundamentales y encima le echa culpa al partido de la oposición e insulta a su líder, no va a llegar nunca, señor Simancas", replicó.

EL PSOE DEFIENDE A MÉNDEZ

En este misma idea insistió el vicepresidente regional segundo y consejero de Interior, Alfredo Prada, quien censuró a Simancas por "no haberse solidarizado" con los dos militantes del PP. Por su parte, el diputado socialista Rafael Gómez Montoya defendió la actuación del delegado del Gobierno, Constantino Méndez, aunque no pudo finalizar su intervención porque Dancausa consideró que su tiempo había concluido.

A los reproches al portavoz socialista y sus compañeros de partido también se sumó el consejero de Sanidad y Consumo, Manuel Lamela, quien señaló que "ha dimitido un pobre delegado del Gobierno pero no quien es responsable de las detenciones". El diputado del PSOE Lucas Fernández le contestó defendiendo "la dignidad y capacidad de trabajo" de Méndez. "Nosotros no enseñamos las esposas porque a nosotros nos las han puesto --afirmó--. Nosotros estábamos luchando por la libertad en las calles".

También entró en la polémica el consejero de Empleo y Mujer, Juan José Güemes, quien echó en cara a Simancas "no tener agallas para condenar la detención ilegal" de los dos militantes populares. "¡Qué triste que la justificación para no condenar dos detenciones ilegales sea la Guerra Civil!", dijo.

En la parte final de las preguntas de control al Gobierno, la presidenta regional se dirigió al escaño de Simancas para intercambiar unas breves palabras con el portavoz socialista, que escuchó a Aguirre sin levantarse del escaño.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies