España llama a consultas a su embajador en Damasco ante el "incremento de la represión"

Actualizado 07/02/2012 15:15:25 CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español ha llamado a consultas a su embajador en Damasco, Julio Albi, y va a convocar al embajador sirio en Madrid al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación para trasladarle la "condena por las actuaciones de las fuerzas armadas y de seguridad sirias", según ha informado el departamento que dirige José Manuel García-Margallo en un comunicado.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy, explica el texto, ha decidido llamar a consultas al embajador español en Damasco "a causa del incremento de la represión contra la población civil en los últimos días en Siria", donde solo en la región de Homs han muerto cientos de personas por la ofensiva de las fuerzas gubernamentales.

Asimismo, añade el comunicado, se va a convocar al embajador sirio en Madrid "de manera urgente al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para trasladarle en persona la condena por las actuaciones de las fuerzas armadas y de seguridad sirias".

Con esta decisión, España se suma a otros países europeos, como Reino Unido, Francia, Italia y Bélgica que entre ayer y hoy también han optado por llamar a consultas a sus embajadores en Damasco con el fin de incrementar la presión sobre el régimen de Bashar al Assad, después de que fracasara el intento por sacar adelante una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU reclamando su renuncia.

Por su parte, la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha dejado en manos de los Estados miembros la decisión de llamar a consultas a sus respectivos embajadores en Damasco, aunque ha descartado hacer lo propio "por el momento" en el caso de del jefe de delegación de la UE en Siria, Vassilis Bontosoglou.

"Es cuestión de los Estados miembros el decidir si quieren dejar a sus embajadores en los países o no. Los Estados miembros se coordinarán sobre ellos", ha explicado el portavoz de Ashton, Michael Mann, en rueda de prensa en Bruselas.

"Nosotros no tenemos ningún plan en el Servicio de Acción Exterior de retirar a nuestro jefe de delegación en Damasco por el momento. Creemos que es importante tener a gente sobre el terreno especialmente porque no hay prensa libre en el país, para que podamos informar y observar qué está ocurriendo", ha justificado el portavoz.

Entretanto, los Veintisiete discuten desde este lunes reforzar las sanciones contra el régimen de Bashar al Assad, especialmente en el sector económico, que podrían aprobarse coincidiendo con la próxima reunión de ministros de Exteriores de la UE, prevista para el 27 de febrero, según han explicado fuentes del Ejecutivo comunitario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies