(Ampl.) La familia de una mujer que apareció ahorcada en una clínica de Sanitas en Madrid lleva el caso a los tribunales

Actualizado 14/11/2007 20:16:16 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La familia de María Isabel G.L., que el pasado 16 de octubre apareció ahorcada en extrañas circunstancias en el Sanatorio Esquerdo de Madrid, dependiente de la compañía Sanitas, ha decidido llevar el caso a los tribunales con el objetivo de esclarecer este suceso.

Además, los familiares de esta mujer, que llevaba años medicándose para controlar sus depresiones y sometiéndose a seguimiento clínico psiquiátrico, se encuentran a la espera del resultado de la autopsia judicial, según informó hoy la Asociación El Defensor del Paciente.

Hace dos años y medio, María Isabel dio a luz a un bebé en la Maternidad del Hospital Gregorio Marañón. El bebé nació con parálisis braquial por presunta negligencia médica, ya que el historial médico de la mujer recomendaba practicarle una cesárea en lugar de utilizar forceps durante el parto.

La entidad que preside Carmen Flores explicó que este suceso sumió a María Isabel en una depresión que obligó a su hermana a hacerse cargo del bebé y que repercutió en un desequilibrio de su estado de salud, hasta entonces controlado y, según informes clínicos, regulado.

Además, su hermana tuvo que llevar al bebé a París para ser operado. Si no hubiera sido así, el pequeño no hubiera recuperado el uso del brazo derecho, aunque los médicos que llevaban el caso en Madrid recomendaban tomar medidas de otra naturaleza.

Desde que se produjo el parto, María Isabel tuvo que ingresar casi todos los meses en el psiquiátrico del Hospital Gregorio Marañón y en la Clínica López Ibor, en ocasiones por intentos de suicidio. Con este historial, ni la familia ni la Asociación El Defensor del Paciente entienden que la paciente apareciera ahorcada en el Sanatorio Esquerdo dos horas después de haber ingresado, ya que cuando su madre le llevó, a través del seguro de Sanitas, los médicos aseguraron que "cuidarían de ella".

"Es muy difícil de asimilar que una paciente pueda quitarse la vida en una unidad de psiquiatría con ese historial", aseguró la asociación de Carmen Flores.

CARTA AL MINISTRO DE SANIDAD

Con motivo de este caso, la presidenta de la Asociación El Defensor del Paciente, Carmen Flores, ha remitido una carta al ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, para solicitarle que se desarrolle una nueva normativa "más estricta" que la actual para las clínicas y hospitales con unidades de psiquiatría.

Así, reclamó "duras sanciones" en los casos en los que se incumplan las normas. Según Flores, esta solicitud "no es un capricho sino una necesidad", ya que a lo largo este año, su asociación ha recibido "al menos 3 casos" de este tipo que están en los tribunales y otros tantos por "altas precipitadas o negativa de ingreso" que tienen como resultado "suicidios en personas que ya tenían antecedentes de haberlo intentado".

En este sentido, la Asociación El Defensor del Paciente puso como ejemplo el caso de María Isabel G.L., que apareció ahorcada en extrañas circunstancias en el Sanatorio Esquerdo de Madrid.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies