Feijóo se reunirá de nuevo con PSdeG y BNG para posicionarse "de forma conjunta" tras trabajos de cajas y Xunta

Actualizado 25/11/2009 17:20:58 CET

Las tres partidos comparten que galleguidad y solvencia son los criterios básicos y apuestan por consensuar la reforma de la ley

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y los máximos responsables de PSdeG y BNG, Manuel Vázquez y Guillerme Vázquez, respectivamente, acordaron reunirse de nuevo, "en cuanto acaben" los trabajos técnicos que iniciaron hoy las dos cajas gallegas --Caixa Galicia y Caixanova-- con la Consellería de Facenda, para analizar las conclusiones y posicionarse "de forma conjunta" sobre el futuro de las entidades.

Así lo confirmó Feijóo en la rueda de prensa, en la que intervinieron los tres dirigentes, posterior a la reunión de más de dos horas y media que mantuvieron para abordar si el futuro de las dos entidades financieras debe pasar por su fusión. Las fuerzas de la oposición concuerdan con la Xunta en que las dos condiciones para las operaciones que propongan las cajas son "solvencia y galleguidad; galleguidad y solvencia", dijo el máximo mandatario gallego.

Con estos dos requisitos "el marco, como es natural, se estrecha mucho", reconoció y expuso que el Gobierno gallego y PSdeG y BNG avanzan por "el mismo camino", en relación a estas dos condiciones. En el contexto actual debe seguirse una "estrategia de país", agregó Feijóo, quien reclamó que esto sea una prioridad para "todas las instituciones". "Y cuando digo instituciones, digo cajas", zanjó.

Únicamente el portavoz nacional del BNG explicitó su postura a favor de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova; mientras que Manuel Vázquez se limitó a afirmar que el PSdeG apuesta por que las cajas "tengan sus centros de decisión en Galicia" y que las decisiones que se tomen "redunden en sus fortalezas".

El máximo mandatario gallego concretó que, una vez terminados los trabajos técnicos, convocará en "24 horas" a los dos responsables de las formaciones de la oposición. La postura, espera, será coincidente "si no al cien por cien, al 99 por ciento".

El responsable de los socialistas indicó que será tras esa segunda reunión, cuando el Gobierno gallego dé su postura definitiva, el momento en el que su partido hará pública su opinión, mientras que el representante de los nacionalistas declaró que apoyará "cualquier posición que signifique que Galicia se queda con las cajas".

COINCIDENCIAS

Feijóo aseguró que lo tratado en el encuentro "va a contribuir claramente en la toma de posición de la Xunta". "Coincidimos las tres fuerzas políticas que Galicia debe mantenerse en el mapa financiero español, que las cajas deben evolucionar y no quedarse estáticas y que las cajas deben sumarse a una estrategia de país", defendió y concluyó que, por tanto, el posicionamiento de ambas entidades debe hacerse "pensando en Galicia, en su galleguidad y en su solvencia".

El presidente de la Xunta resumió en tres los "consensos básicos" alcanzados en la reunión, que son "mantener el mandato parlamentario para preservar la galleguidad" de las "entidades resultantes"; buscar un consenso parlamentario en la reforma "inmediata" de la Ley de Cajas, aprobada ayer; y esperar al término de los trabajos técnicos entre Caixa Galicia, Caixanova y Facenda para volver a reunirse y "posicionarse de forma conjunta".

"Aceptaremos o rechazaremos los informes que presenten las cajas siempre y cuando esos informes estén de acuerdo con los criterios de solvencia y galleguidad", insistió y proclamó que "sólo" atenderán a las dos condiciones planteadas.

ACUERDO POLÍTICO

Por su parte, el secretario xeral del PSdeG calificó de "buena para Galicia" la reunión y consideró que éste es "un punto de partida favorable" y que el itinerario a seguir debe llevar a unas cajas "solventes y útiles".

El portavoz del BNG se reafirmó en que la postura de la formación es a favor de la fusión y destacó que, si existe un acuerdo político al respecto, "seguro que va a ser decisivo" para que las entidades se orienten en uno u otro sentido.

Ambos se comprometieron con la reforma de la Ley de Cajas, en la que el presidente gallego pidió buscar "el mayor consenso posible" y aprobar el texto con la mayor celeridad, para lo cual el PP pedirá que se habilite el mes de enero en el Parlamento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies