Guerrero, "muy contento y tranquilo" tras salir de la cárcel después de pagar la fianza

Francisco Javier Guerrero sale de la cárcel Sevilla-I
EUROPA PRESS
Actualizado 23/10/2012 1:57:16 CET

SEVILLA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El exdirector general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía Francisco Javier Guerrero, imputado en la causa de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos, ha dicho sentirse "muy contento y muy tranquilo" después de pagar la fianza de 50.000 euros fijada por el Juzgado de Instrucción número 6 y poder abandonar la cárcel de Sevilla-I donde ha estado interno desde el pasado día 10 de marzo.

Guerrero ha abandonado la prisión pasadas las 22,20 horas de este lunes y ha sido recibido por su hija de diez años de edad y por su mujer, así como por su abogado, Fernando de Pablo, quien esta tarde ya dijo a Europa Press que el pago de la fianza había sido posible gracias a "una barbaridad de pequeños préstamos, ayudas" e incluso "empeños" de anillos de familiares.

Tras salir de prisión y saludar con un fuerte abrazo a su hija, a la que se ha referido como su "tesorito", y a su letrado, ha atendido a la quincena de periodistas que los esperaban a las puertas de Sevilla-I y ha bromeado señalando que "no me han dejado salir antes", añadiendo que "me da mucha alegría veros", aunque "en otros momentos ya sabéis que casi os huía".

"Estoy muy contento y muy tranquilo, creo que no he cambiado, ¿me veis igual?, entonces es que no me han tratado muy mal ahí adentro", ha señalado Francisco Javier Guerrero, quien también ha aseverado que, para una experiencia como la de estar en prisión "uno nunca está preparado, pero aún no estando preparado, uno tiene que aceptar todo lo que le viene con deportividad, dignidad y humildad; así entré y así salgo".

Tras ser cuestionado por el hecho de que sea el último imputado por el caso ERE que permanecía en prisión, tras salir en libertad su exchófer Juan Francisco Trujillo y el exconsejero de Empleo de la Junta Antonio Fernández, Guerrero ha sido escueto y ha señalado que "a alguien le tiene que tocar, y me ha tocado a mí".

"HAN DESAPARECIDO UN MONTÓN DE FALSOS AMIGOS"

Asimismo, y sobre sus perspectivas de futuro, ha dicho que ahora "veré cómo es mi casa y mi calle", aunque "no me dedicaré a buscar trabajo, sino a retomar todo lo que estaba intentando hacer antes de entrar aquí", e incluso ha emplazado a los periodistas para más adelante "para hablar con más tranquilidad y contar cosas anecdóticas y curiosas de contar" sobre su experiencia en prisión.

El imputado, que ha querido "mandar un saludo a mi gente del módulo 3, con los que he estado bien porque me han hecho la vida feliz", ha dicho estar agradecido "a muchísima gente". No obstante, "hay una cosa que no se me va a olvidar en la vida, y es que dicen que las crisis sirven para que desaparezcan los falsos amigos, con lo cual estoy encantado de que hayan desaparecido un montón".

De su lado, su letrado, Fernando de Pablo ha explicado a los periodistas que la fianza de 50.000 euros impuesta por el juez sustituto del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla se ha podido pagar --"aunque ha costado mucho trabajo, una barbaridad"-- gracias a la ayuda de familiares y amigos, ya que, "aunque se rebajó la cantidad, hemos estado cinco largos días" intentando reunir el dinero.

"HA COSTADO UNA BARBARIDAD" REUNIR LA FIANZA

"Cuando se rebajó a 50.000 euros, la cantidad seguía siendo elevada, pero había que intentarlo", ha asegurado el letrado, quien ha advertido de que, con independencia de que se haya abonado la fianza, recurrirán ante la Audiencia Provincial porque la misma "no es justa" y a fin de que le sea devuelta la cantidad depositada esta tarde en el Juzgado de Guardia, ya que "las pequeñas aportaciones hay que devolverlas también".

Para conseguir el dinero "hemos seguido insistiendo a los que ya habían puesto algo y hemos forzado a más conocidos y amigos", de manera que "hasta por la tarde" de este lunes "no se ha podido llegar a reunir" los 50.000 euros.

A partir de ahora, "espero que rehaga su vida y siga adelante", planteándose su futuro, punto en el que ha anunciado que el próximo mes de abril se celebrará el juicio donde se analizará su posible reingreso como funcionario en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE).

"DIQUE"

El abogado de Guerrero ha hecho referencia a las "diferencias judiciales" entre éste y otros imputados "que han tenido imputaciones parecidas, quizás más amplias, pero a los que no se ha solicitado ningún tipo de medida personal", en referencia al hecho de que la juez no dictara el ingreso en prisión del exviceconsejero de Empleo Agustín Barberá o de los sucesores de Guerrero, Juan Márquez y Daniel Alberto Rivera.

Por esto, Guerrero "se ha sentido discriminado", ya que "parece que hay un cierto interés en que haya un dique" y que "si hay alguna irregularidad, se quede en un determinado sitio", punto en el que se ha referido también a un cambio en el planteamiento de la Junta respecto a este caso, en el que la Administración andaluza ejerce la acusación. "Parece que ahora puede tener un planteamiento distinto", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies