Ibarretxe dice que cumplirá su compromiso de dar la palabra a los vascos que deben decidir "al margen" de que ETA

Actualizado 31/08/2007 17:24:52 CET

Anuncia que presentará iniciativas parlamentarias sobre el derecho a decidir con el apoyo del tripartito

SAN SEBASTIAN, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, mostró hoy su disposición a cumplir el compromiso de "dar la palabra a la sociedad vasca" durante su mandato, con el "máximo y rotundo apoyo" del tripartito, aunque no precisó si la consulta se hará o no en esta legislatura. Además, defendió que la sociedad vasca "debe decidir" y se debe hacer la normalización política "al margen de que exista o no ETA".

Al término del primer Consejo de Gobierno tras las vacaciones de verano, reprobó las últimas acciones de ETA, realizadas con "un método extraordinariamente perverso", como esa "especie de secuestro express" de una familia de Orio a la que robó su furgoneta, y que comparó a los que se llevan a cabo "en el tercer mundo" para pedir dinero.

En su intervención posterior, Ibarretxe también denunció que el PSOE no respeta "la voluntad" de los vascos de "decidir su futuro", y consideró que se ve "con mayor nitidez incluso" cuando "tampoco acepta las decisiones de su propio partido" en Navarra, lo que, añadió, es "muy importante para saber con quien estamos jugando".

El lehendakari defendió la necesidad de "separar el concepto de paz y el proceso político" para la desaparición de la violencia, del concepto de "normalización política".

A su juicio, "la violencia debe desaparecer al margen de que existan o no acuerdos políticos" y, a su vez, "la normalización política y por, tanto la búsqueda de acuerdos para establecer un modelo de relación amable de convivencia entre Euskadi y España, no puede depender de la existencia o no de ETA".

INICIATIVAS PARLAMENTARIAS

"La normalización política ha de hacerse, hemos de desarrollar acuerdos y la sociedad vasca debe decidir al margen de que exista o no ETA", defendió Ibarretxe, quien advirtió de que, de lo contrario, "estaríamos asumiendo" que la banda armada "tiene el timón, la gestión de la agenda política de todos nosotros".

Ibarretxe explicó que en el resto de la legislatura el Gobierno vasco relanzará en el Parlamento vasco "un debate en torno al principio ético, todos los derechos humanos para todas las personas, y al principio democrático, capacidad de decisión de la sociedad vasca, con todas sus consecuencias".

Concretamente, indicó que en las próximas semanas el tripartito presentará iniciativas para "avanzar en el objetivo" de dar a la sociedad vasca "la paz y la palabra, el derecho a decidir".

Señaló que hay "una oportunidad de oro" para ello porque, aunque reconoció que el tripartito tiene sus "rifi-rafes políticos", los socios de gobierno comparten esos dos principios. Según dijo, ha hablado poco en los medios de comunicación, pero "mucho por debajo" y sabe "muy bien" lo que piensan PNV, EA y EB "en bambalinas".

VETO DE MADRID

Según precisó, esas iniciativas parten de "la no aceptación de que la esperanza de este país resida" en que ETA declare una tregua, ni tampoco "que desde Madrid" se sigan "vetando cualquier tipo de iniciativas que democráticamente nazcan en el seno de sociedad vasca".

Ibarretxe pidió que "nadie se engañe" porque "el futuro de este país no lo van a decidir en Madrid el Partido Socialista y el PP" sino en Euskadi. "Que se les vaya de la cabeza a quienes tortuosamente quieren una y otra vez negar el derecho de este pueblo a decidir su futuro. No se cuándo se va a dar, pero el futuro de este pueblo se va a decidir en Euskadi", agregó.

Además, recordó que él dio su "palabra" cuando fue elegido lehendakari de que iba a tratar de "dar a la sociedad vasca lo suyo, la paz y la palabra" y aseguró que está "dispuesto hoy más que nunca a cumplir esta palabra", y que lo hará con el apoyo del tripartito. "Yo di mi palabra al pueblo vasco en el año 2001 y mi vida política acabará cumpliendo la palabra", afirmó.

A partir de ahí, el tripartito buscará mayorías, impulsará debates y la iniciativa acabará "con una consulta democrática a la sociedad para decidir su propio futuro". Preguntado sobre si la consulta se celebrará esta legislatura, Ibarretxe dijo que no es "adivino" y que también depende de otras "voluntades" además de la suya y la del Gobierno.

Asimismo, sobre la posibilidad de que se realice mientras ETA continúe con su actividad, señaló que la banda armada no puede decidir sobre las "agendas política", pero que su violencia es "uno de los grandes obstáculos" para que el pueblo vasco decida su futuro, "incluso para que lo pudiera haber hecho ya".

Por último, el lehendakari aseguró que, pese a la ruptura de la tregua y "al mal tiempo", Euskadi superará nuevamente este verano los records de visitas de turistas.