La defensa asegura que van a la cárcel "para calmar a la opinión pública"

Actualizado 17/06/2010 23:53:19 CET

BARCELONA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La defensa del ex presidente del Palau de la Música, Fèlix Millet, y su mano derecha, Jordi Montull, aseguraron hoy que sus clientes van a la cárcel "para calmar a la opinión pública", ya que Millet y Montull no pueden influir sobre los testimonios porque son "unos marginados sociales y apestados y nadie les coge el teléfono" desde que se destapó el 'caso Palau'.

Los abogados calificaron la decisión de "sorprendente y contradictoria" y apuntaron que interpondrán un recurso. Recordaron que, por unos hechos "mucho más graves" como los que se instruyen en el Juzgado número 30, "con un expolio de más de 30 millones de euros", el juez acordó la libertad con cargos, ratificada más tarde por la Audiencia.

De hecho, la decisión de la juez llega después de que el 19 de octubre del pasado año, el juez Juli Solaz, que instruye el caso de desvío de fondos del Palau, decretara libertad con cargos para ambos y les obligara a entregar los pasaportes y a presentarse mensualmente al juzgado pero no les impusiera ninguna fianza.

La defensa de Millet y Montull presentó este miércoles un escrito solicitando a la juez que se inhibiera del caso en favor del juez Juli Solaz, algo que fue denegado. Los letrados aseguraron hoy que la Fiscalía no interpuso la querella ante el juez Solaz porque querían "eludir la decisión del juez realmente competente para este caso".

Explicaron que, según ellos, la decisión de la juez parte de la hipótesis de que Millet y Montull se quedaron con 900.000 euros pagados por Manuel Valderrama, propietario de Olivia Hoteles. Los abogados recordaron que Valderrama ya declaró ante el juez Juli Solaz y no manifestó haber pagado "ni un solo euro". "Es una querella huérfana de prueba, una elucubración del señor Llinares y del Ministerio Fiscal", apuntaron.

Se mostraron convencidos de que sus clientes quedarán en libertad cuando Valderrama declare y explique que no entregó el dinero a Millet y Montull, "ya que es teóricamente lo que dice la interlocutoria del juez".

Al preguntárseles cómo se lo han tomado Millet y Montull, lamentaron que "a nadie le hace ilusión" pero que les han animado diciéndoles que "el mundo no se acaba aquí".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies