(Ampl.) Rajoy dice que hablará de economía mientras Zapatero se pelea con todos, "preso de un ataque de nervios"

Actualizado 03/02/2008 18:35:36 CET

Afirma que el problema es que el presidente del Gobierno "cambia demasiadas veces de verdad y que ha engañado a los españoles"

MÁLAGA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró hoy que estará toda la compaña electoral "hablando de economía", mientras que el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, está "preso de un ataque de nervios; arremete contra todo y todos y está peleando con el mundo".

En este sentido, Rajoy indicó que mientras que "Rodríguez Zapatero se pelea con los obispos y se alía con las civilizaciones, los precios siguen subiendo y el paro aumentando, y dice que no pasa nada".

El líder del PP criticó en Málaga, durante un acto de presentación de los 109 candidatos del PP al Parlamento andaluz, al que asistió un millar de personas, que el líder de los socialistas "crea líos donde no hay, inventa polémicas ficticias con todo el que se le pone por delante y se dedica a alimentarlas, pero de lo importante nada".

"Acaba peleándose con el Vaticano, con los Estados Unidos", advirtió Rajoy, que, ante esta situación, se preguntó "cómo se puede fiar un país de una persona así", agregando que "no es de fiar y no nos podemos permitir cuatro años más con esta persona al frente de la Presidencia del Gobierno; es un serio riesgo para los españoles".

Expuso que "no se ha convocado a nadie a un proyecto nacional, ha habido un Gobierno que ha actuado con ocurrencias, improvisaciones, cambiando de criterios. Empezó con las reformas de los estatutos, aprobó el catalán, generó un problema en España. Después se mete dentro de la bandera española, queriendo patrimonializarla, y de la economía dice que va muy bien, luego que no se sabe nada, y que la culpa la tiene el PP".

El líder del PP precisó que "no hay un problema ideológico, sino de sentido común, de afirmar que España es España, que no se puede negociar con los terroristas, de afirmar unas prioridades, tales como la economía, los precios, la educación, una buena política de inmigración y luchar contra la inseguridad ciudadana".

Frente a esa situación que genera el PSOE, España, según Rajoy, necesita "un poco de sosiego, tranquilidad y paz". Por ello, señaló que en su discurso de campaña electoral hablará "de precios y de la vida de las personas".

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno indicó que "nuestro objetivo no es aliarnos con las civilizaciones ni averiguar qué ocurrió en España hace 70 años, sino que las personas vivan mejor".

TERRORISMO.

La reforma de la educación y la apuesta por las nuevas tecnologías fueron otros de los aspectos que marcaron el discurso de Rajoy. También hizo referencia a la lucha contra el terrorismo, pero dijo que, primero, dirá a los españoles "la verdad" y, en segundo lugar, que "con los terroristas no se negocia, sino que se les derrota".

Rodríguez Zapatero "se ha equivocado, no pasa nada, todo el mundo puede equivocarse, pero nos dijo que no iba a hablar de política con ETA y luego él mismo dijo que había hablado de política con ETA, nos dijo que después del atentando de la T4 había dado instrucciones de que no se volviera a hablar con la banda terrorista y él mismo nos ha dicho que no las había dado y que se siguió hablando", afirmó.

"No digo que no diga la verdad, seguro que la dice siempre, el problema es que cambia demasiadas veces de verdad y que ha engañado a los españoles y eso es mucho peor que equivocarse a la hora de tomar una decisión", sentenció.

Abogó por hablar de España, que "no es un concepto discutido y discutible como dice nuestro amigo, es una Nación con más de 500 años de historia, la más vieja de Europa, no es algo para tomárselo a broma y los españoles son iguales en derechos, oportunidades, obligaciones y deberes, vivan aquí, en Santiago de Compostela, en La Gomera o en Barcelona".

CON MERKEL Y SARKOZY Y NO CON CHÁVEZ NI MORALES.

"Somos una democracia avanzada y liberal, creemos en la libertad, en los derechos humanos, en la igualdad de oportunidades", afirmó también, al tiempo que añadió que España estará con la canciller alemana, Angela Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y "no con Hugo Chávez ni Evo Morales", presidentes de Venezuela y Bolivia, respectivamente.

Entre aplausos y gritos de "presidente, presidente", Rajoy se mostró seguro de que el PP ganará las próximas elecciones porque "va a venir una ola de sentido común, que está llegando a todos los rincones de España y porque somos un país que nos merecemos al menos un poquito de seriedad y porque este señor no puede seguir al frente del Gobierno".

Por último, aseguró que se dirige a todos, a los que "nos han votado y a los que no nos han votado", agregando que "gobernará para todos y atenderá a las personas más necesitadas, que han sido las grandes abandonadas del Gobierno de Rodríguez Zapatero".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies