Los 27 encargan a los ministros de Exteriores buscar un pacto sobre el embargo de armas a Siria

 

Los 27 encargan a los ministros de Exteriores buscar un pacto sobre el embargo de armas a Siria

Actualizado 15/03/2013 17:30:57 CET

Sólo Reino Unido y Francia defienden la opción de armar a los rebeldes

BRUSELAS, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete han debatido este viernes a petición de Francia y Reino Unido la posibilidad de levantar el embargo de armas a los rebeldes en Siria y, ante la falta de acuerdo, han encargado a sus ministros de Exteriores que busquen una "posición común".

Los jefes de la diplomacia europea volverán a discutir la cuestión en la reunión informal que mantendrán en los próximos 22 y 23 de marzo en Dublín, aunque fuentes europeas han descartado un acuerdo en dicha cita al tratarse de una reunión informal y porque los líderes europeos han acordado de forma "unánime" revisar la decisión "por los canales normales".

Francia y Reino Unido quieren cerrar un acuerdo para levantar el embargo de armas para la oposición antes de finales de mayo, cuando expira el conjunto de sanciones a Siria, incluido el embargo, salvo que los Veintisiete decidan por unanimidad lo contrario.

Sólo el primer ministro británico, David Cameron, y el presidente francés, François Hollande, han defendido "más cambios" en el embargo de armas para apoyar a la oposición siria después de que los Veintisiete ya pactaron relajarlo para autorizar el envío de equipos militares no letales, incluidos vehículos blindados y asistencia técnica, incluido entrenamiento.

El 'premier' británico ha percibido en el resto de colegas "un buen entendimiento" sobre los "fuertes argumentos" a favor de dar un paso más como enviar "una señal muy clara" al régimen sirio y sobre todo para "acelerar la transición".

"Creo que tenemos más probabilidades de ver un progreso político si de hecho la gente puede ver que la oposición siria, a la que hemos reconocido y con la que trabajamos ahora, es una fuerza creíble creciente", ha recalcado en rueda de prensa.

No obstante, ha reconocido que Londres está satisfecho con el cambio pactado para poder dar asistencia técnica a la oposición y ha dado a entender que no se plantean por ahora "realmente" suministrar armas.

"Tal y como están las cosas hoy, no estoy diciendo que Reino Unido realmente quiera suministrar armas a grupos rebeldes. Lo que queremos hacer es trabajar con ellos e intentar garantizar que están haciendo lo correcto. Y con la asistencia técnica podemos hacer esto", ha explicado Cameron.

PASOS UNILATERALES

Hollande ha asegurado que Francia tiene "todas las garantías necesarias" de la oposición siria para controlar el destino final de las armas y ha dejado claro que hará "todo lo posible para que a finales de mayo, como muy tarde, la UE adopte una solución común", insistiendo en que Francia no plantea una actuación "unilateral", si bien ha matizado que asumirá "sus resposabilidades". "Porque se nos han dado (las garantías) podemos contemplar levantar el embargo. Tenemos la certeza sobre el uso de esas armas", ha zanjado.

El primer ministro británico también ha confiado en que los Veintisiete logren "una buena posición común" al respecto, pero también ha dejado claro que mantiene una postura "bastante similar" a Francia, preguntado por el posible envío unilateral de armas por ambos países si los Veintisiete no llegan a un acuerdo.

"Reino Unido es un país soberano. Tenemos nuestra política exterior y de defensa. Si queremos tomar acciones individuales y creemos que está en nuestro interés nacional, claro que somos libres para hacerlo", ha defendido. "Los argumentos franceses y británicos son muy fuertes sobre por qué tenemos que defender cambios para garantizar que aceleramos el proceso de transición", ha concluido.

"Salvo estos dos, nadie más tiene interés en esto", han reconocido fuentes europeas al tanto de las discusiones de los Veintisiete matizando las posturas entre Reino Unido y Francia. "Francia quiere enviar misiles antiaéreos. Son los franceses los que quieren hacer negocio. Cameron lo quiere utilizar como amenaza a Al Assad", han explicado las fuentes.

La canciller alemana, Angela Merkel, su homólogo austriaco, Werner Faymann, y los líderes del Benelux se han mostrado abiertamente en contra de armar a los rebeldes durante el debate de los líderes europeos , aunque se trata de una postura que comparte la mayoría de Estados miembros, según fuentes europeas.

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha advertido del peligro de que Irán y Rusia aumenten por su parte los suministros de armas al régimen sirio si los Veintisiete dan el paso de autorizar armar a la oposición, el mismo argumento que utilizó ayer Merkel en público, pero sin llegar a citar a los países.

BRAHIMI, EN CONTRA DE QUE ARMEN A LOS REBELDES

El propio enviado especial de la ONU y la Liga Árabe en Siria, Lajdar "Brahimi, dejó claro el lunes pasado a los ministros de Exteriores de la UE que si deciden armar a los rebeldes da por muerto sus esfuerzos para buscar una solución pacífica. "Si armais mi proceso político está muerto. Los rusos no jugarán", les trasladó, según fuentes europeas.

Merkel ha confirmado en rueda de prensa que mantiene "reservas" al levantamiento del embargo para entregar armas a los rebeldes sirios porque podría "avivir las llamas" del conflicto y provocar más inestabilidad en la región.

Este mismo argumento también lo ha utilizado el austriaco, que ha mostrado su preocupación por el impacto negativo para la seguridad de los europeos que participan en la misión de observación de la ONU en los Altos del Golán, hasta el punto de que no ha descartado "revisar" la vuelta de los austriacos si su seguridad no está garantizado.

"Todavía no he llegado a una posición definitiva" sobre el fin del embargo, ha confesado la canciller. Pero ha dejado claro que "sólo el hecho de que dos hayan cambiado su posición no es suficiente para que los otros 25 les sigan".

"Lo que hemos decidido hoy es encargar a nuestros ministros de Exteriores poner este tema de Siria y el posible levantamiento del embargo de armas como punto número uno en su agenda y por supuesto encontrar un terreno común y desarrollar una posición común", ha explicado el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, al término de la reunión.

"No es anormal que haya diferentes sensibilidades y diferentes puntos de vista", ha dicho Van Rompuy. "Pero en el pasado, en temas difíciles, y recuerdo Libia, también empezamos con matices y en algunos momentos con más que matices sobre cómo actuar en Libia y al final tuvimos una posición común", ha destacado.

El presidente del Consejo Europeo ha reconocido no obstante que "hay un creciente sentimiento de frustración sobre la situación humanitaria en Siria y una creciente frustración por la falta de progresos en el frente político".

A este respecto, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha apuntado la necesidad de "terminar con la situación lamentable" en Siria, pero ha dicho que los pasos a seguir es algo que tendrán que "concretar" los ministros europeos de Exteriores "probablemente a lo largo de la próxima semana".

En el Consejo europeo, ha añadido, el acuerdo se ha limitado a señalar la voluntad de "tener una posición conjunta de todos los países de la UE".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies