EADS cesa a Suárez como presidente de EADS-CASA tras enfrentamiento directo con el consejero delegado de Airbus

Actualizado 24/02/2009 21:45:15 CET

Designa como presidente de la industria de aviación militar española a Domingo Ureña, que afrontará la integración de la División española en Airbus

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Junta Directiva del consorcio aeroespacial EADS aprobó hoy el cese de Carlos Suárez como presidente de su filial española, EADS-CASA, y como máximo responsable de la División de Aviones de Transporte Militar (MTAD) del grupo empresarial, al tiempo que ratificó el nombramiento del español Domingo Ureña como su sustituto, según confirmó la compañía en un comunicado.

La salida de Suárez, según fuentes gubernamentales españolas y del sector industrial aeroespacial consultadas por Europa Press, estaba prácticamente decidida desde que el ingeniero español, bajo cuya dirección la División de Aviones de Transporte Militar ha conseguido los mayores contratos internacionales de aviones cisterna, remitió una carta al consejero delegado de EADS, el francés Louis Gallois, y al consejero delegado de Airbus, el alemán Tom Enders, en la que manifestó su total rechazo al proceso de integración de la industria de aviación militar española en el fabricante francés de aviones civiles en el modo planeado por el directivo alemán.

En la comunicación, sellada como "privada y confidencial" y a la que tuvo acceso Europa Press, Suárez trasladó en términos rotundos a Gallois y a Enders que la reorganización que intentaba imponer el responsable de Airbus incumplía los términos contemplados en el acuerdo aprobado por EADS el pasado 12 de diciembre. Además, les anunciaba que se negaba a continuar con la integración en el modo proyectado por Enders y que, desde aquel 2 de febrero, dejaría de participar en foros directivos del consorcio aeroespacial.

"Lanzar el proceso de integración en esta condiciones, según mi punto de vista, no nos llevará a ninguna parte que no sea a un completo e innecesario colapso, que no es precisamente lo que necesitamos en momentos de crisis a la vez que afrontamos grandes retos en programas críticos y muy especialmente cuando tenemos el A400M en la 'picota'", advirtió en su misiva a sus dos inmediatos superiores directivos el presidente de la División de Aviones de Transporte Militar.

Las fuentes consultadas indicaron que el enfrentamiento de Suárez con Enders con el conocimiento directo de Gallois marcó un punto crítico en la carrera profesional del presidente de EADS-CASA pero, con el respaldo del Gobierno español, provocó que EADS diera a España garantías totales de respetar el peso específico y el potencial de la industria de aviación militar española, su estructura y puestos de trabajo y su libertad de acción para desarrollarse en el futuro en su campo.

Por tanto, el enfrentamiento directo con Enders ante Gallois marcó el final de la trayectoria profesional de Suárez en la cúpula de EADS pero permitió que España consiguiera garantizar el mantenimiento de su industria de aviación militar y las perspectivas de desarrollo acordes con el volumen de ventas y las victorias en concursos internacionales de sus productos (C212, CN235, C295 y los aviones de fabricación conjunta A400M y el A330 MRTT, dotado con el innovador sistema de reabastecimiento de diseño íntegramente español 'Boom').

FALLIDO INTENTO DE CESE EL PASADO MIÉRCOLES

El pasado miércoles, EADS convocó una reunión de sus máximos responsables para estudiar y someter a votación el cese de Carlos Suárez como presidente de EADS-CASA y de la MTAD. La reunión, según explicaron entonces a Europa Press fuentes del Gobierno español, fue pospuesta sin fecha después de que el representante español en el Consejo de Administración, Juan Manuel Eguiegaray, no tenía intención de acudir como muestra del rechazo de España a la salida de Suárez y por su malestar al no haber sido el Gobierno consultado sobre la posibilidad de que le sucediera Domingo Ureña, como finalmente ha ocurrido este martes.

Fuentes del Ejecutivo español explicaron a Europa Press que la carta que Suárez remitió a Gallois y Enders un antes y un después en la carrera, representó una suerte de "suicidio" profesional para defender la industria de aviación militar español y tuvo como consecuencia que el consejero delegado de EADS decidiera después tomar personalmente las riendas del proceso de reorganización, además de garantizar "por escrito" a España que la integración se realizaría tal y como se aprobó el 16 de diciembre.

Las garantías de Gallois al Gobierno español supusieron de hecho que en el enfrentamiento entre Enders y Suárez el máximo responsable directivo de EADS reconocía que el ingeniero español tenía razón en su denuncia sobre la manipulación que pretendía realizar Enders en el proceso de integración de CASA como rama militar de Airbus. Sin embargo, Gallois no desautorizó previamente a Enders tras la carta de Suárez, sólo admitió que Suárez tenía razón ante el Ejecutivo español, al que le solicitó que el español dimitiera de todas sus responsabilidades. Este extremo fue rechazado de plano por el Gobierno, quien abogó por mantenerle en el cargo hasta culminar correctamente la reorganización de EADS y estudiar sólo entonces su sustitución.

EADS informó en su comunicado de que el nuevo presidente de EADS-CASA, Domingo Ureña, será "adicionalmente" nombrado como miembro del Comité Ejecutivo de Airbus y avanzó que Suárez, "cuyos logros como Presidente de MTAD son reconocidos", "tendrá una oferta de un puesto de categoría senior, acorde con su amplia experiencia, en los próximos días".

En su escrito, el consorcio aeroespacial europea aseguró que la conversión de la MTAD en "Airbus Military" persigue únicamente "el interés de la eficiencia organizativa" y, en particular, "una organización del programa A400M más depurada y simple". "Dicha integración asegurará la responsabilidad y la gestión de Airbus Military", añadió el grupo, que subrayó además que Ureña informará al consejero delegado de Airbus, Tom Enders.

"Con su cultura de flexibilidad y acceso a las capacidades de Airbus, la nueva entidad dirigirá dentro de Airbus el reorganizado programa A400M, el prometedor mercado de aviones derivados de Airbus y el segmento de aviones de transporte ligero y medio. Será responsable del crecimiento y desarrollo de dichos mercados. Para la realización de sus funciones utilizará los recursos que tenga directamente bajo su control o bien accederá a ellos a través del formidable conjunto de capacidades comunes que tiene Airbus", indicó el consorcio, para justificar su reorganización.

Ingeniero técnico aeronáutico por la Universidad de Madrid y de 50 años de edad, Domingo Ureña Raso se graduó en la Escuela de Negocios de París y, entre 1996 y 1997, fue jefe de la Oficina de Compras del FLA, el programa que dio lugar posteriormente al A400M. Jefe de Estrategia Industrial de Airbus en 2006, en la actualidad era el responsable del programa de ahorro 'Power 8' de Airbus, en el que "contribuyó notablemente a la acertada puesta en marcha del proyecto".