(Ampliación) El Gobierno de Ecuador afirma que llegará hasta el final para que la ley "caiga" sobre el agresor

Actualizado 24/10/2007 22:02:20 CET

BARCELONA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, advirtió hoy de que su gobierno "llegará hasta las últimas consecuencias" para que "caiga todo el rigor de la ley" sobre el joven agresor de una menor ecuatoriana en un vagón de Ferrocarriles de la Generalitat.

Durante una multitudinaria rueda de prensa, la ministra consideró un "error" del sistema judicial el hecho de que el agresor quedara en libertad tras declarar el sábado. Aun así, admitió que el sistema "ha reaccionado" para enmendar este "error".

Los altos cargos ecuatorianos se mostraron "muy sorprendidos y preocupados" por que el joven quedara libre con cargos tras declarar ante el juez, algo que Espinosa consideró "inadmisible e incomprensible".

El cónsul en Barcelona, Freddy Arellano, lamentó que el juez de Sant Boi de Llobregat no les quisiera recibir para hablar sobre la cuestión, por lo que han formalizado una queja ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

Espinosa mostró el "total apoyo y solidaridad" a la adolescente y a su familia, ante un "hecho lamentable", "imperdonable" y que "no puede quedar impune". Para las autoridades ecuatorianas, el caso debe tener una función "pedagógica".

La ministra advirtió de que la sociedad española tiene que reaccionar ante estos hechos porque "mañana puede ser --la víctima-- una magrebí o una salvadoreña".

El embajador en España, Nicolás Issa Obando, admitió que "en general" el trato de los españoles a los inmigrantes ecuatorianos "ha sido cordial y respetuoso", aunque precisó que hay "brotes de xenofobia".

Para Issa Obando, el incidente que ahora les preocupa se trata de un caso de "violencia" con "racismo y machismo" agregados.

APOYO DE LOS GOBIERNOS.

La ministra y el embajador explicaron que han recibido el apoyo de la secretaria de Estado para Iberoamérica del Gobierno español, Trinidad Jiménez, y de la Generalitat a través del Institut Català de les Dones y del secretario de Inmigración, Oriol Amorós. Además, la Generalitat se personará como acusación popular y apoya psicológicamente a la menor.

La ministra de Exteriores subrayó que el gobierno ecuatoriano estará al lado de todos los emigrantes de este país, porque "todos siguen siendo ecuatorianos, donde quieran que estén, el Gobierno está con ellos". Por ello, les ha ofrecido volver a su país de origen si lo desean. En este sentido, la adolescente habló hoy telefónicamente con el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

Al preguntársele sobre el revuelo mediático y político que ha suscitado esta agresión, Espinosa dijo que "en la mayoría de casos --similares-- las víctimas no lo denuncian" por miedo y porque dudan del apoyo que recibirán. En este caso, el vídeo ha ayudado a denunciarlo, según Espinosa.

La madre de la menor no compareció ante la numerosa presencia de periodistas, aunque en un principio estaba previsto. Según Espinosa, la familia está "muy nerviosa e impactada", pero elogió la postura "muy valiente" de la madre. La menor ha cambiado de residencia para proteger su privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies