(Ampl)Pedraz vuelve a archivar el sumario por el asesinato de Giménez Abad al no encontrar indicios contra Pla y Lorente

Actualizado 14/07/2006 16:30:32 CET

La decisión permitirá la salida de prisión de los dos terroristas el 25 de julio, cuando terminan de cumplir condena por pertenencia

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz decretó devolver la causa abierta por el asesinato del senador del PP Manuel Giménez Abad al estado de archivo provisional en el que se encontraba desde octubre de 2001, por no haberse encontrado al autor de los hechos, después de considerar que no existen elementos suficientes para perseguir, como cooperadores necesarios en el crimen, a los miembros de ETA Aitor Lorente, David Pla y Ainara Esterán. Los tres comparecieron ayer ante el juez tras solicitarlo la Fiscalía por considerar que había nuevas pruebas contra ellos.

La resolución del titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 supondrá la excarcelación de Pla y Lorente el próximo día 25, fecha en la que terminan de cumplir la pena de 6 años de prisión a la que fueron condenados por los delitos de pertenencia a banda armada y uso de documentos falsos, por su labor de recopilación de datos de posibles objetivos terroristas dentro del "comando Zaragoza" de ETA.

En el auto dictado hoy, el magistrado justifica su decisión de no dictar prisión contra los tres terroristas y archivar de nuevo la causa, ya que las nuevas pruebas presentadas contra ellos -procedentes de un archivo informático incautado en Francia al dirigente etarra Juan Fernández Iradi, 'Susper'-, no permiten concluir que Lorente, Pla y Esterán facilitaran una información concreta a la dirección de ETA para perpetrar el atentado, "en cuanto que es genérica" y no identifica al senador con su nombre. *** Además, la condena de Pla y Lorente lo fue precisamente por informar de forma genérica a ETA de posibles objetivos.

"Con esos datos ETA no podría cometer los hechos (...)- agrega el juez-. Es más, los hechos fueron cometidos en mayo de 2001, esto es, muchos meses despúés de que aquellos -Pla, Lorente-, fueran detenidos o de que la información fuera trasladada a la base de datos; con lo cual no puede seguirse que una información ya 'anticuada' pudiera servir de base directa para que otros miembros de ETA procedieran con ella al asesinato del señor Giménez".

Giménez Abad fue asesinado el 6 de mayo de 2001 cuando, acompañado de su hijo, se dirigía al Estadio de la Romareda de Zaragoza para ver un partido de fútbol por la calle Hernán Cortés. Al llegar a la altura de la calle Princesa, el senador recibió unos impactos de bala por un desconocido. El 3 de octubre de ese año se declaró concluso el sumario sin procesar a persona alguna, decretándose el sobreseimiento provisional de la causa días después por auto de la Sala de lo Penal.

"INFORMAZIOAK".

En los razonamientos jurídicos de su auto, Pedraz señala que en el informe aportado por la UCI de la Policía cita el archivo incautado a 'Susper' denominado 'Informazioak', en el que aparece la anotación: "Gran Vía -probablemente Cortes de Aragón- Isabel la Católica hasta el Estadio de La Romareda (134B) a pie con el hijo". De ello se infiere que como Giménez realizaba este trayecto con su hijo par ver el fútbol, ETA contaba con esta información para perpetar el ataentado.

Además, en el registro realizado en el domicilio de Pla y Lorente se hallaron varios planos turísticos, uno de ellos de la capital aragonesa en el que aparecían dos marcas en la calle Hernán Cortés, lugar cercano al domicilio de Giménez y por donde pasaba para ir al fútbol.

Pedraz recuerda que Pla y Lorente fueron condenados en junio de 2001 por recopilar información de adjetivos y que tal información fue trasladada por Esterán a la dirección de ETA para luego ser incorporada a la base de datos de 'Susper'.

INFORMACIÓN 'ANTICUADA'

Una vez analizados estos datos, Pedraz concluye que los tres terroristas no pueden ser ahora objeto de imputación delictiva en tanto en cuanto ya fueron condenados por facilitar información a ETA.

"Sólo lo serían en cuanto se refierean al señor Jiménez Abad, en la medida que la información respecto del mismo obtenida por los citados se constituyera como un acto sin el cual no se hubiera efectuado el atentado (...). En definitiva, hay que determinar si la información trasladada a ETA por los imputados se constituyó como eficaz, necesaria y trascendente para cometer el atentado", añade el juez. A este respecto, la anotación hallada en poder de "Susper" no hace referencia alguna al nombre de Giménez Abad, un dato que no aparece ni en lo ocupado a Pla y Lorente ni en otro lugar. Por ello, Pedraz cree que el senador pudo ser objeto de seguimientos por estos terroristas, aunque pudieron ser otros diferentes los que ampliaran las informaciones iniciales.

"Lo que supone que ya serían otros miembros de ETA los que elaborarían la información directa en relación con el señor Giménez, a diferencia de la de los imputados ahora, se constituiría como acto sin el cual no podría haberse efectuado el delito", concluye el auto, contra el que cabe recurso de reforma.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies