Andalucía advierte que llevará al TC la reforma local del Gobierno al entender que tiene "un tufillo franquista"

Diego Valderas
EUROPA PRESS/PARLAMENTO ANDALUZ/ARCHIVO
Actualizado 26/02/2013 22:03:52 CET

Garantiza que la Junta llegará hasta "donde haga falta" para defender el municipalismo

SEVILLA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, ha manifestado este martes ante el Pleno del Parlamento que si la reforma de la administración local que ha planteado el Gobierno central sigue adelante, el Ejecutivo andaluz recurrirá ante el Tribunal Constitucional. Según Valderas, esa reforma "no huele a limpio, tiene un tufillo claramente franquista, al tiempo que sabe a centralismo absorbente y respira tutelaje de una administración sobre otra".

Ha indicado que la Junta está dispuesta a acudir al TC para que nadie pase "por encima" del Estatuto de Autonomía, planteando, si la reforma local sigue adelante, tal y como parece derivarse del informe aprobado, recurso de inconstitucionalidad.

Para Valderas, esa reforma es una "agresión clara" contra los municipios más pequeños y ha calificado los planteamientos que recoge el documento de una marcha atrás en el desarrollo del municipalismo y un paso adelante en el camino de la privatización de los servicios municipales por parte del Gobierno central con las políticas que está aplicando.

Ha resaltado que esta reforma supondrá el fin del poder local ya que implica la recentralización y el control por parte del Estado, lo que además supone un "atentado" contra el Estatuto de Autonomía de Andalucía.

Para Valderas, la reforma ataca las competencias y la autonomía política de los municipios volviendo a los modelos preconstitucionales; elimina el poder de lo más cercano, alejando a la ciudadanía de la gestión de lo público; es un ataque a la descentralización que plantea el Estatuto andaluz y, en estos tiempos tan difíciles, supondrá la pérdida estimada de más de 40.000 puestos de trabajo en Andalucía como consecuencia de la pérdida de competencias y las privatizaciones.

El vicepresidente de la Junta ha criticado el "discurso populista" del PP sobre una supuesta reducción de cargos públicos con dedicación exclusiva, intentando así ocultar el impulso a la privatización de los servicios públicos municipales y la desactivación de la democracia y la autonomía local.

Ha señalado que ningún dato avala el supuesto ahorro neto de 7.129 millones de euros entre los años 2013 a 2015 que nos intentan vender, "a no ser, con el coste en recortes en forma de competencias, recursos, eliminación de servicios y destrucción de empleo público municipal".

EL "MAYOR ATAQUE"

Ha insistido en que esta reforma supone el "mayor ataque" a los ayuntamientos democráticos desde su andadura, al tiempo que es una vuelta a la centralización y al papel tradicional que tuvieron en la época predemocrática de meros ejecutores de las políticas del gobierno central.

Con la información de que se dispone, según ha agregado, queda claro que los municipios quedarán degradados a las políticas que dictan otros, ya que tendrán que supeditar sus actividades al control de los ministerios.

Frente a esta nueva "agresión" por parte del Gobierno del Partido Popular, el vicepresidente de la Junta ha defendido el "modelo local andaluz" porque garantiza una "verdadera autonomía política" que supera la denominada "segunda descentralización", gracias a la Ley de Autonomía Local de 2010 (Laula), que refuerza y amplía las competencias propias de los ayuntamientos, y la apuesta decidida del Ejecutivo andaluz por el municipalismo.

"Hay otra forma de gobernar y el modelo local andaluz lo demuestra ya que dota a todo el sistema competencial de claridad e introduce altas dosis de calidad a las competencias locales", ya que "no se trata tanto de determinar más competencias sino que sean de mayor calidad", ha indicado.

El vicepresidente ha resaltado el compromiso político del Gobierno andaluz con un defensa cerrada del municipalismo andaluz y ha garantizado que la Junta llegará hasta "donde haga falta" para defender el actual modelo de municipalismo.

Por su parte, el diputado del PP-A José Antonio Nieto, que ha criticado el discurso "profundamente marxista" del consejero, ha manifestado que el respeto que PSOE-A e IULV-CA le dan al municipalismo es "cargarse" a los alcaldes que están en el Parlamento.

Ha señalado que la transparencia, el ahorro y la calidad de los servicios están en la base de la reforma local que ha planteado el Ejecutivo nacional.

Por su parte, el parlamentario del PSOE-A Manuel Jiménez Barrios, que ha señalado que el poder municipal es el que más ha contribuido al desarrollo democrático de este país, ha indicado que la reforma no va a suponer una clarificación de competencias ni supondrá ahorro económico y tiene detrás un "torpedo" contra la democracia.

El diputado de IULV-CA Juan Serrano ha manifestado que esta reforma local es un ejemplo de que el PP está obcecado en "arrasar con todo de un plumazo", amparado en una mayoría absoluta que se ejerce en "fraude del programa electoral ofrecido a los ciudadanos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies