El ex alcalde dice que construyó su chalet pensando que "era legal" y que no quiso darle uso particular

Actualizado 05/05/2008 14:27:54 CET

PALMA DE MALLORCA 5 (EUROPA PRESS)

El ex alcalde de Andratx, Eugenio Hidalgo, aseguró hoy que no construyó su chalet en una finca clasificada como Área Rústica de Interés Paisajístico (ARIP) con la intención de darle el uso de una vivienda particular y señaló que, al tener las licencias verificadas por la Comisión de Urbanismo municipal para la ampliación de un almacén agrícola, pensó que la construcción de la edificación "era legal", si bien admitió que no se "ajustó" al proyecto inicial firmado por un ingeniero agrónomo, Gabriel Cañellas, quien había diseñado un proyecto de ampliación de almacén agrícola y no de una vivienda unifamiliar.

Así lo aseguró en contestación al interrogatorio del fiscal Anticorrupción, Joan Carrau, quien continúa formulando preguntas al ex alcalde, para determinar las circunstancias de la construcción del chalet del ex primer edil con permisos de ampliación de una nave agrícola en una zona ARIP del municipio de Andratx que se juzga en esta primera causa enmarcada dentro de las 67 que forman parte del sumario del mayor caso de corrupción urbanística de Baleares.

Hidalgo admitió que construyó la vivienda pero "no con la intención de que su uso fuera particular", recalcando que estaba convencido tenía "una licencia legal" que había pasado por la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Andratx y subrayó que pensaba que ésta "era totalmente legal". "Me hice la edificación donde debía, porque pensaba y sigo pensando que está bien hecha" sentenció.

El fiscal trató de probar que el ex primer edil ocultó su chalet bajo la apariencia de una nave agrícola y para ello pidió la reproducción de hasta cuatro cintas en las que se reproducen conversaciones pinchadas por agentes del Seprona en las que se escuchaba a Hidalgo manifestando la necesidad de "encontrar un pony" o llevar "sacos de alfalfa" para dar a la construcción el aspecto de nave agrícola de cara a las posibles inspecciones de las autoridades.

Sobre esto, el ex primer edil señaló que el pony era un regalo para su nieto "como el regalo de cualquier abuelo, como se estila en Mallorca" mientras que apuntó que la comida de los animales se debía a que en el lugar ya había habido presencia de algunos, como gallinas y pavos.

Asimismo, el ex alcalde aseguró no saber nada acerca de la desaparición de varios de los expedientes relativos a esta construcción y mantuvo que esta documentación la manejan los técnicos encargados de su tramitación. Hidalgo también manifestó no recordar si en aquel entonces sabía que existía un expediente de demolición sobre parte de la vivienda.

(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies