Andreu investigará a Boko Haram por el "acoso y coacción" a una monja española

Fernando Andreu
EUROPA PRESS
Publicado 28/05/2015 14:12:53CET

Atribuye al líder de la organización, Abubakar Shekau, los delitos de terrorismo y lesa humanidad

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu investigará al líder del grupo terrorista yihadista Boko Haram, Abubakar Shekau, por el "acoso y coacción" que habría sufrido una monja española durante una ofensiva del grupo que tuvo lugar en Nigeria en marzo de 2013.

Así consta en un auto en el que el magistrado admite a trámite la querella presentada por la fiscal Dolores Delgado, a partir de una denuncia interpuesta en noviembre pasado por el exjuez Baltasar Garzón en nombre de su fundación internacional, por la existencia entre las víctimas de una religiosa que se encontraba el 22 de marzo de 2013 en la localidad nigeriana de Ganye.

El magistrado, que tomará declaración a la testigo, atribuye a Shekau los delitos de terrorismo y lesa humanidad, que la Fiscalía sustanció en los secuestros y agresiones sexuales que la organización viene desarrollando "de forma sistemática" desde su creación en 2002. Según los datos de la Fiscalía, Boko Haram ha asesinado a más de 12.000 personas y ha herido a otras 8.000 en los últimos cinco años.

CUMPLE LOS REQUISITOS

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 también solicita a Interpol que elabore un informe sobre la organización terrorista y que se incorporen a las actuaciones los informes que Naciones Unidas y Human Right Watch relativos a este grupo, sus acciones y sus víctimas.

En concreto, el instructor justifica que la Audiencia Nacional es competente para perseguir estos hechos porque se cumplen todos los requisitos establecidos por la última reforma de la justicia universal, al existir una víctima que tenía nacionalidad española "en el momento de la comisión de los hechos" e interponer la Fiscalía la querella que inicia el procedimiento.

A ello añade que ni el estado en el que se cometieron los presuntos delitos ni ningún otro ha abierto investigaciones judiciales para perseguir estos hechos, tal y como confirmaron Eurojust, la Corte Penal Internacional y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La religiosa española tuvo que ser rescatada "cuando se encontraba escondida" y fue "evacuada" por personal de los servicios de inteligencia del país por el "manifiesto riesgo" que existía para su "integridad y libertad", según consta en el escrito del Ministerio Público.

La querella sitúa este hecho criminal en "un contexto generalizado de actuaciones delictivas de naturaleza terrorista que está llevando a cabo la mencionada organización yihadista de forma sistemática contra personas y colectivos, consistentes en asesinatos, secuestros, detenciones ilegales, agresiones sexuales y otros ataques contra la libertad e indemnidad sexual, torturas y trata de seres humanos".

ESTADO ISLÁMICO EN NIGERIA

El texto de la Fiscalía, que recoge las principales acusaciones formuladas por la Fundación Internacional Baltasar Garzón (FIBGAR) en noviembre pasado, señala que Boko Haram comenzó a actuar en el noreste de Nigeria aunque extendió su actuación delictiva a otros países como Camerún, Chad y Níger.

"El principal objetivo de esta organización es el establecimiento de un estado islámico en Nigeria, fin coincidente con el de Al Qaeda, el del Estado Islámico (ISIS), Al Qaeda en el Magreb Islámico y la escisión del mismo, los Soldados del Califato, cuya acción terrorista ha sido y está siendo respectivamente de incidencia en España, Gran Bretaña, Bélgica, otros países de Europa y Estados Unidos", señala la Fiscalía.

Su principal hito delictivo se produjo el 14 de abril de 2014 cuando la organización secuestró a 276 niñas en un colegio de Chibok, al norte de Nigeria. Las pequeñas se encuentran en paradero desconocido desde entonces aunque Naciones Unidas informó el pasado 7 de abril de que podrían haber sido asesinadas.

La querella también enumera los ataques realizados por Boko Haram contra la

población civil, destacando que su violencia ha causado 2.000 muertos y 10.000 desplazados en los últimos seis meses. Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), al menos 650.000 personas tuvieron que huir de sus hogares debido a la insurrección de Boko Haram.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies