Un año de prisión por agredir a un guardia civil al que había pedido ayuda su pareja tras una discusión

 

Un año de prisión por agredir a un guardia civil al que había pedido ayuda su pareja tras una discusión

Actualizado 04/12/2008 13:44:15 CET

SANTANDER, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a un año de prisión a J.J.B.D. por agredir a un agente de la Guardia Civil que había acudido a su domicilio a petición de su pareja, que le había llamado tras tener una discusión con su compañero.

Los hechos sucedieron en octubre de 2004, cuando dos agentes de la Guardia Civil acudieron al domicilio de la mujer, a quien encontraron en el jardín de la vivienda, rodeada de enseres que su pareja le había arrojado.

Los agentes requirieron al acusado, que se encontraba en el interior de la vivienda, a que les acompañara a las dependencias oficiales, pero éste se negó, instándoles a que lo hicieran por la fuerza y tratando de dar un cabezazo a uno de ellos.

El otro guardia civil intentó ayudar a su compañero, y los tres se enzarzaron en un forcejeo en el que el acusado les lanzaba patadas y cabezazos mientras los agentes intentaban colocarle las esposas.

Una vez puestas, el condenado continuaba insultándoles mientras le intentaban introducir en el vehículo policial, al que pegó una patada, además de otra que propinó a uno de los agentes. Durante el traslado, persistió en su actitud, dando rodillazos al citado efectivo.

Como consecuencia de esta agresión, el agente sufrió erosiones en el cuello y contusiones en la rodilla derecha,

Ya en las dependencias policiales, el acusado rompió de una patada el cristal de la ventana de la sala de espera e impregnó con su propia sangre la pared de la celda en la que estuvo detenido.

Por tanto, se le condena a un año de prisión por un delito de atentado, con la atenuante de dilaciones indebidas por el retraso en la celebración del juicio. Asimismo, se le considera culpable de una falta de daños, por la que se le impone 100 euros de multa, y otros 300 euros por una falta de lesiones.

También deberá indemnizar al agente agredido con 355 euros, y a la Dirección de la Guardia Civil con 44,03 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies