Hasta 8 años de cárcel para una banda que defraudó más de un millón de euros haciéndose pasar por directivos de Adif

Actualizado 28/04/2011 19:22:52 CET

BARCELONA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Barcelona ha condenado a penas de entre 2 y 8 años de cárcel a una banda de cinco miembros que estafaron más de un millón de euros a varias personas y empresas haciéndose pasar por directivos de Adif.

Según recoge la sentencia, el principal condenado y artífice de la trama, Francisco L.C., que conocía el funcionamiento interno de Adif y Renfe porque su padre era inspector ferroviario, se puso de acuerdo con otra de las acusadas, Mireia B.I., para elaborarse tarjetas y documentos con el anagrama de Adif y simular que eran director ejecutivo de operaciones y secretaria adjunta del director general respectivamente.

Se pusieron en contacto con varios representantes de distintas empresas catalanas, a quienes ofrecían la adjudicación directa de servicios de seguridad, limpieza y obras de varias estaciones, y aprovechaban para explicarles que tenían pisos de los que necesitaban desprenderse por lo que el precio era muy ventajoso, exigiendo una paga y señal de 6.000 euros.

Otro de los acusados, Heriberto R.G., perito tasador, efectuaba llamadas a sus cómplices durante las reuniones con clientes y incluso hablaba con ellos directamente para crear la confianza suficiente.

Finalmente, también ofrecieron al abogado Raul L.S. y a la empresaria Mónica C.F. colaborar con ellos para redactar contratos a cambio de una comisión.

La Audiencia ha condenado al cabecilla de la trama, Francisco L.C., a 8 años de cárcel, a dos de sus cómplices a 7 años y a los otros dos a dos y tres años respectivamente por estafa agravada.

Las indemnizaciones a las que deberán hacer frente los condenados superan los 2 millones de euros.