Anticorrupción apunta que Rodríguez Sobrino se lucró de dinero público por sus "tejemanejes" en Inassa

Publicado 09/05/2017 16:05:23CET

Precisa que, con la ayuda de su hija, se sirvió de un entramado societario para blanquear las cantidades obtenidas ilícitamente

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía Anticorrupción se ha opuesto a que Edmundo Rodríguez Sobrino, expresidente de Inassa, salga de prisión ya que considera que los "tejemanejes" que llevó a cabo durante su presidencia en la principal filial en Latinoamérica del Canal de Isabel II con dinero público de la Comunidad de Madrid le granjeó grandes cantidades de ganancias "ilícitas" que estarían fuera de España, existiendo un elevado riesgo de fuga.

En el escrito remitido a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional los fiscales de la 'Operación Lezo' exponen que el hombre fuerte en Latinoamérica del cabecilla de la trama, Ignacio González, gestionó Inassa "como si de un negocio privado se tratase" hasta el punto que trasladó un escrito al director de La Razón, Francisco Marhuenda, que este a su vez le entregó al magistrado instructor de la causa Eloy Velasco cuando declaró como investigado, en el que apuntaba que esta empresa no era pública.

Sin embargo los fiscales Carlos Yáñez y Carmen García matizan que el dinero con el que se gestionaba era público, ya que venía de la sociedad Canal Extensia. "Estos tejemanejes, alejados de los órganos de fiscalización de la Comunidad de Madrid le han granjeado elevadas ganancias ilícitas, lo que explicaría sus inversiones privadas y cuentas bancarias en Reino Unido y la Isla de Jersey", reza el escrito.

Además apuntan que el pago de comisiones a funcionarios públicos de países de Latinoamérica permitió que se adjudicaran licitaciones a determinadas empresas mediante una operativa que a día de hoy todavía le reportan "ingentes beneficios fraudulentos".

Como ejemplo de una de las operaciones "más groseras" realizadas por Rodríguez Sobrino, en prisión incondicional desde el 21 de abril, los fiscales citan la adquisición en 2013 por parte de Inassa de la sociedad brasileña Emissao, con la que consiguió desviar 20 millones de euros de las arcas de la Comunidad de Madrid.

BLANQUEO DE DINERO

Para ello Rodríguez Sobrino colaboró en la sobrevaloración del precio de venta de las participaciones de Emissao, como así se revela en la documentación aportada por el investigado y que pone de relieve su papel "en los oscuros negocios" que se llevaron a cabo en Sudamérica.

El Ministerio Público añade que Rodríguez Sobrino, con la ayuda de su hija, se sirvió de un entramado societario para blanquear el dinero obtenido con las actividades anteriormente mencionadas, por lo que valora no solo el riesgo de fuga sino de destrucción de pruebas de la investigación que sigue bajo secreto de sumario.

"Las inversiones fraudulentas, presuntamente realizadas en terceros países y la existencia de un capital oculto, indiciariamente depositado fuera de España, facilitan que el investigado pueda iniciar su vida en un tercer país, sustrayéndose de la acción de la Justicia", reza el escrito con el que se oponen a que el hombre fuerte de Ignacio González en Latinoamérica abandone la cárcel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies