Antonio Tajani: "Los que pretenden dialogar fuera de la ley solo quieren imponer sus ideas"

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, en el Congreso
TWITTER ANA PASTOR
Publicado 11/04/2018 18:53:41CET

Subraya que España siempre ha podido resolver sus problemas políticos "sin que nadie la tutele o interfiera"

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha brindado este miércoles un nuevo apoyo al Gobierno español frente a los independentistas catalanes, aunque sin mencionarlos expresamente, al decir que "los que en la historia han pretendido dialogar fuera de la ley nunca han pretendido un verdadero diálogo democrático, quieren simplemente imponer sus ideas".

Tajani se ha mostrado convencido de que las divisiones nunca son "insalvables" en la medida en que "la política se haga desde la democracia, es decir, desde la ley".

Y además, ha proclamado que en la resolución de los asuntos internos de España o de cualquier otro país de la UE tanto la Unión como él mismo estarán "siempre del lado de la Constitución y de los Tratados".

"España siempre ha sido capaz de resolver todos su problemas políticos, constitucionales o de cualquier otra índole, sin necesidad de que nadie la tutele o interfiera", ha dicho, oponiéndose así a los intentos de Puigdemont desde Berlín de que la UE medie en Cataluña, intentos que han encontrado cierto eco en políticos alemanes.

La resolución de los problemas, ha defendido, ha venido más bien "desde el impulso ético que la Constitución otorga", y "con la fuerza que da el ser una nación plural y respetando siempre la diversidad", siempre dentro de la ley, respetando las instituciones y "entre quienes legítimamente representan a sus ciudadanos". "Esta es la única manera de llevar a cabo un diálogo democrático, lo contrario sería doblegarse a la imposición y la arbitrariedad", ha zanjado.

Tajani ha visitado el Congreso de los Diputados con motivo del 40 aniversario de la primera visita a España de un presidente del Parlamento Europeo, el también italiano Emilio Colombo. Aquel acto, ha destacado la presidenta del Congreso, Ana Pastor, supuso un "valiosísimo gesto de apoyo por parte de las instituciones comunitarias" a la Transición española.

Pastor y presidente del del Senado, Pío García-Escudero, acompañados por las Mesas de ambas Cámaras han recibido a Tajani en el patio del Congreso, donde se han izado las banderas española y europea y ha sonado el himno de la UE. Después, Tajani ha firmado en el Libro de Honor del Congreso y los tres presidentes han pronunciado breves discursos en el Salón de Pasos Perdidos.

Ante diputados, senadores y personalidades relacionadas con la UE --entre ellos los expresidentes del Parlamento Europeo José María Gil-Robles y Enrique Barón-- Tajani ha hecho un elogio de la Constitución española como símbolo del compromiso español con la democracia y con su apertura al mundo tras el franquismo.

Eso sí, ha admitido que en estos 40 años España ha pasado por "momentos difíciles", pero siempre los ha superado, y ha tenido palabras de reconocimiento para el papel del Rey Juan Carlos como "defensor de la democracia, la Constitución y el Parlamento" en la intentona golpista del 23-F.

Tajani ha descrito la Constitución española como un "patrimonio bien merecido de todos los ciudadanos españoles", que refleja el "espíritu profundamente democrático de la sociedad española" y por ello "tiene un valor intrínseco que va mucho más allá de su letra".

"UN PAÍS PLENAMENTE DEMOCRÁTICO"

Gracias a la Constitución, ha dicho también, España es un "país plenamente democrático en el que rige la separación de poderes y la libertad política e ideológica se ejerce con total normalidad" como reconocen las instituciones europeas e internacionales "y cualquier observador objetivo".

Destacando como, en la Transición española fueron de la mano la democratización y la apertura al mundo exterior, el presidente de la Eurocámara ha hecho hincapié en que la UE "es mucho más que la economía, el euro y los bancos" y es sobre todo "una comunidad de valores", que es la base de su proyecto de paz y prosperidad "frente a la sinrazón de la guerra y del conflicto como arma".

En la misma línea, ha defendido que la UE es "un gran éxito colectivo que demuestra que el aislacionismo, el levantar muros, el nacionalismo y el populismo no son ni serán nunca la respuesta a los desafíos internos o globales".

Y ha aprovechado para pedir a la Unión Europea que, dado que tiene que reformarse, la primera reforma sea "más política y menos burocracia", con atención en los grandes problemas --ha citado el paro juvenil, la inmigración ilegal y el terrorismo--, más que en los pequeños.

A la amenaza populista se ha referido también el presidente del Senado, Pío García-Escudero: "Hoy los viejos fantasmas del pasado vuelven a rondarnos. Las malas hierbas de los populismos y los nacionalismos regresan para sembrar la mala hierba del conflicto y la división", ha advertido.

GARCÍA-ESCUDERO: "LOS EUROPEOS NO PODEMOS ESTAR DIVIDIDOS"

Y ha llamado a "no menospreciarlos" pero tampoco "temerlos", convencido de "unidos y actuando con mutua lealtad" los demócratas serán más fuertes. "Los europeos no podemos estar divididos ni tolerar a quienes pretenden dividirnos, porque eso nos haría peligrosamente débiles", ha añadido García-Escudero.

Ana Pastor, por su parte, ha hecho un repaso de los esfuerzos españoles por integrarse en las entonces Comunidades Económicas Europeas a la vez que se democratizaba y ha destacado también las aportaciones españolas al proyecto europeo en ámbitos como la ciudadanía, la cohesión, la diversidad cultural y lingüística, la cooperación judicial o la lucha contra el terrorismo.