La apuesta de Marlaska por un comisario en el Gabinete de Coordinación enfrenta a policías y guardias civiles

Marlaska preside la presentación de Félix Azón como director de la Guardia Civil
MARTA FERNÁNDEZ/EUROPA PRESS
Publicado 10/07/2018 19:32:06CET

Sindicatos policiales responden a lo que consideran "descalificaciones personales" de algunas asociaciones del Instituto Armado

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los principales sindicatos representativos de la Policía Nacional han respondido a los recelos de sectores de la Guardia Civil por la apuesta del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para el Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, para quien ha confiado en el comisario José Antonio Rodríguez.

Asociaciones de mandos de la Guardia Civil como APROGC y la Unión de Oficiales han emitido en las últimas horas sendos comunicados en los que expresan sus dudas por la idoneidad del comisario José Antonio Rodríguez en uno de los puestos más sensibles en la Seguridad del Estado.

Este comisario, en el pasado colaborador de Alfredo Pérez Rubalcaba en el Ministerio del Interior, ha relevado al coronel de la Guardia Civil Juan Hernández Mosquera, en quien confió el exministro Juan Ignacio Zoido para sustituir a Diego Pérez de los Cobos, que pasó a la Comandancia de Madrid en Tres Cantos tras coordinar el dispositivo policial del referéndum del 1-O.

Los sindicatos de la Policía SUP, CEP, UFP y SPP han salido al paso de las críticas de sus colegas de la Guardia Civil: "Este destino que, por costumbre y no por otra legítima razón, ha sido coto privado de la Guardia Civil durante más de 30 años, ha servido como excusa para lanzar críticas infundadas de carácter personal contra el titular recién nombrado por parte del equipo de Gobierno entrante".

Los representantes de los policías consideran que las "agrias" críticas hacia el comisario Rodríguez demuestran que la Guardia Civil se considera "acreedor vitalicio" de este puesto. "Constituye un gesto más dentro de la política, ya normalizada, de anexionarse competencias que no están definidas en exclusividad o inmiscuirse en terrenos cuya adscripción está perfectamente definida por Ley; algo a lo que en la Policía Nacional, estamos demasiado acostumbrados a soportar".

Los cuatro sindicatos policiales respaldan la "solvencia" de los nombramientos anunciados por Grande-Marlaska. "Las suspicacias y recelos innecesarios jamás deben solventarse por el camino de la descalificación personal ni del ideario particular", dicen sobre la apuesta por José Antonio Rodríguez, recordando que "la valía debe demostrarse", al igual que "el desprestigio infundado".

Para APROGC, asociación profesional de la Guardia Civil, la apuesta por José Antonio Rodríguez supone una falta de respeto. "El hecho de que el Gabinete de Coordinación esté dirigido por un 'comisario político' no será bueno para nadie, tampoco para el Ministerio del Interior, pues más allá de la afinidad política se requiere una capacitación técnica adecuada para ocupar tan importante cargo", defienden.

La Unión de Oficiales, por su parte, ha dicho mediante un comunicado que respeta este nombramiento, aunque han advertido que "no se trata de una mera cuestión de cupos sino de seleccionar a los profesionales de cada Institución acorde a su hoja de servicios". También han recordado al equipo de Grande-Marlaska que es necesario que prevalezca el "equilibrio y proporcionalidad" en el reparto de funciones entre Guardia Civil y Policía Nacional.