Aralar insta a IUN a que "considere" su entrada en NaBai con el fin de "reforzar las opciones de izquierdas" en Navarra

Actualizado 29/12/2009 15:10:32 CET

Txentxo Jiménez demanda "relaciones políticas normalizadas con Batasuna y ANV como paso previo para cualquier colaboración política"

PAMPLONA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de Aralar en Navarra, Txentxo Jiménez, instó hoy a IUN a "aceptar las invitaciones que repetidamente se les ha hecho y considere la entrada en Nafarroa Bai" con el fin de "reforzar las opciones de izquierdas" en Navarra.

Jiménez ofreció hoy una rueda de prensa en la sede de Aralar en Pamplona e insistió en que, de cara a 2010, "es necesario seguir avanzando y consolidando en Navarra las mayorías sociales, políticas y numéricas que posibiliten el cambio político". "Hay que reforzar las opciones de izquierdas y, en concreto, la más eficaz, representativa y socialmente más aceptada, como es Nafarroa Bai", afirmó.

Además, Jiménez demandó relaciones políticas "normalizadas con Batasuna y ANV como paso previo e imprescindible para considerar cualquier colaboración política estable". "Lo hacemos porque llevamos desarrollando el esfuerzo de conseguirlo mucho tiempo", apuntó.

En este sentido, indicó que la última petición formal que trasladaron a ANV fue hace dos meses. "Sin embargo, no es la primera, ni la segunda, ni la tercera vez que lo hemos intentado y no hemos obtenido resultado", aseguró.

En cuanto a Nafarroa Bai, Aralar considera que la coalición "debería salir reforzada en 2010". A su juicio, "se dan las condiciones para que NaBai realmente lidere y se ponga a la cabeza de Navarra, ya que la derecha está en sus papeles de siempre y como alternativa a la misma no existe otra opción", afirmó.

A este respecto, Jiménez indicó que la coalición "puede y debe ser capaz de generar las iniciativas para que esto sea una realidad". "Que NaBai sea capaz de hacer estas tareas en 2011 depende de nosotros mismos, de la capacidad y del ejercicio de responsabilidad de quienes conformamos la coalición", sentenció. Asimismo, apuntó que Aralar "pondrá todo lo que esté en sus manos para que esto sea viable".

"DÉFICIT DEMOCRÁTICO"

Por otro lado, en el terreno político, el coordinador de Aralar valoró que 2009 ha sido un año con "grandes retrocesos" en Navarra, ya que, según aseguró, "es la comunidad del Estado con mayor déficit democrático, derivado de un intento permanente de marginar a una parte importante de la sociedad y de excluir políticamente a la segunda fuerza política de Navarra".

Además, aseguró que la Comunidad foral "no tendrá precedentes en el Estado y en Europa en la negación de su propia identidad". "No hay otra comunidad que esté haciendo semejante actuación para negar su propia identidad, en cuanto al euskera, la cultura, los símbolos y la personalidad de Navarra", indicó.

Sin embargo, valoró que esto "no sorprende", puesto que "ha sido una constante de la derecha de UPN". Jiménez también fue crítico con la postura del PSN, ya que, según expuso, "sí sorprende que cuando la derecha ha perdido las mayorías necesarias para implantar políticas de este tipo, las esté llevando adelante con el impulso del PSN".

A juicio de Jiménez, en 2009 "se ha producido deterioro de la propia función y papel del Parlamento". "Ni siquiera se respetan las formas mínimas en el ámbito del papel de la Cámara navarra, sino que se llevan temas absolutamente cerrados, con vocación de negar al Parlamento el debate y el acuerdo", aseguró.

2009, "UN PÉSIMO AÑO"

Por otro lado, el coordinador de Aralar en Navarra valoró que 2009 ha sido un "mal año" para Navarra y "pésimo" para los ciudadanos de la Comunidad foral. En concreto, criticó que "ha sido negativo por la forma en la que el Gobierno ha intentado acometer la crisis", a su juicio, "desde parámetros absolutamente erróneos".

En este sentido, Jiménez censuró que el Ejecutivo foral "ha hecho un esfuerzo para forzar el consumo a través de inyectar dinero público para el mismo, una práctica errónea que sirve para intentar sostener los elementos que han provocado la crisis". Además, afirmó que el Gobierno de Miguel Sanz "no ha dado ni un sólo signo de ir hacia un cambio de modelo productivo y de consumo".

Por último, Jiménez censuró que hay sectores que "están muy mal" y sobre los que el Gobierno de Navarra intenta sustentar el futuro de la economía, como la apuesta por la actividad agroalimentaria. "En la ciudad agroalimentaria de Tudela no hay ni una sola implantación novedosa en el último año y medio", añadió.