Aralar en Navarra destaca que "por primera vez" el cambio de Gobierno "no pasa por el bipartidismo UPN-PSN"

Actualizado 16/12/2006 17:38:13 CET

El dirigente nacionalista, reelegido como coordinador de Aralar en Navarra con el 82,8% de los votos

PAMPLONA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El reelegido coordinador de Aralar en Navarra, Txento Jiménez, sostuvo esta mañana que la Comunidad foral "vuelve a encontrarse en un momento político importante" por "las expectativas abiertas en torno al proceso de paz, el nacimiento de Nafarroa Bai" y el "posible cambio y fin de la derecha de UPN".

Jiménez sostuvo que los navarros están ante un "futuro esperanzador" porque "por primera vez" el cambio de gobierno "no pasa por el bipartidismo UPN-PSN", gracias a la presencia de Nafarroa Bai. Así lo afirmó en un discurso durante la asamblea de su partido en Pamplona, en la que fue reelegido como coordinador de Aralar en Navarra con el 82,8% de los votos.

Además, los militantes aprobaron con un 95% el documento 'Nafarroan, Bidea irekiz' (Abriendo camino en Navarra), que recoge la gestión realizada por Aralar en los dos últimos años. Asimismo, también se ha elegido la nueva ejecutiva en la que estarán Isabel Aranburu, Mikel Arregi, Fernando Atxa, Ana Barrena, Juan Carlos Espinal, Asun Fernández de Garaialde, Aitor Lakasta, Pablo Muñoz, Carlos Pérez y Patxi Saenz.

Txentxo Jiménez destacó en su intervención que Aralar debe seguir persiguiendo su objetivo de "conformar también en Navarra una alternativa de izquierdas y abertzale para el conjunto de la sociedad". "Es importante trabajar en ese espacio, defender las señas de identidad y el derecho a decidir", declaró.

Sostuvo que si Aralar llega al Ejecutivo foral no tendrá como prioridad la defensa de axiomas nacionalistas sino la de "posiciones de izquierda". "El reto que tiene Nafarroa Bai no es defender a la posición social que se identifica con las posiciones nacionalistas sino ser una mayoría alternativa al gobierno", dijo.

La acción política de Aralar, a juicio de Jiménez, "está marcada por un carácter nítido de izquierdas, seña de identidad", del partido. "La defensa de lo público, de los servicios universales, de la sanidad, la vivienda, las pensiones, el desarrollo sostenible y el equilibrio territorial deben ser nuestra apuesta y guión permanente de actuación", sostuvo.

"Si Aralar llega a entrar en el Gobierno de Navarra nunca se debe entender por una cuestión de poder. Es lo necesario, son las condiciones y la cuestión de estar más cerca, con más posibilidades y recursos, para acercar los fines y objetivos que defendemos para el conjunto de la sociedad", dijo, pero sin perder de vista que "avanzar en Navarra es el requisito para hacer viable el proyecto de Euskal Herria".

Jiménez indicó asimismo que Aralar debe estar "donde se le solicite" y mantener "la sintonía" con los sindicatos: "Con todos. Pero fundamentalmente hay que buscar la complicidad y colaboración de los que nos son más cercanos". Y aseguró que su gestión ha permitido "desgastar al Gobierno de derechas de esta comunidad".

Pero Jiménez también tuvo palabras negativas hacia su gestión: "No hemos estado en la calle, hemos tenido una escasez de iniciativas para estar allí respondiendo. Debemos ser mucho más agresivos en las respuestas, presencias y movilizaciones en la calle", sostuvo.

En esta línea, el candidato resaltó que la "lucha popular" debe ser "una forma normalizada" de acción política. "Debe ser la contrabalanza de la acción institucional, la resistencia, la desobediencia civil", dijo.

De todas formas, indicó que "hay que seguir trabajando" para que haya un cambio electoral: "Cometeríamos un verdadero error si creemos que todo está ganado. Debemos ser conscientes de que todos estos años de la derecha han conseguido construir una verdadera red de intereses que abarcan la mayoría de los poderes fácticos de esta comunidad".

Uno de los "retos más novedosos" del partido, a juicio del coordinador, es "la situación difícil e ilusionante" que se le abre a la formación. "No podemos permitir que el cambio de Gobierno se limite al cambio de personas y de partidos. La transparencia en la gestión, la igualdad de oportunidades, la autocrítica, el bien público y la profundización democrática tienen que ser los pilares en los que se apoye el cambio de gobierno", dijo.

De todas formas, el reelegido coordinador sostuvo que si "no fuera posible" llegar al gobierno pero llegan a ser la segunda fuerza política no pasaría nada porque se habría dado "un gran paso".

PROCESO DE PAZ

El coordinador comentó también en su discurso que Navarra es "parte del proceso y que no cabe una salida" a la negociación para el final de la violencia de ETA sin la Comunidad foral. Asimismo, abogó por la creación de tres mesas de partidos: una para el País Vasco, otra para País Vasco francés y otra para Navarra.

"Lo hacemos desde el realismo de no poner impedimentos a quien realmente se opone a este proceso y a la normalización y constitución de las mesas", dijo.

Por todo ello, sostuvo que no "comparte" con Batasuna la reivindicación de crear sólo una mesa porque esa idea "impide avanzar". Y criticó que la formación ilegalizada "no contempla" el proceso en el País Vasco francés. "El debate de una mesa o varias, al final a quien puede ayudar es a los que no quieren constituir ninguna", dijo, aunque aseguró que Aralar "participará en cualquiera" que se forme.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies