Arana (EB) siente "una satisfacción personal" por la sentencia sobre Otegi porque "ya está bien sobreproteger al Rey"

Mikel Arana
EP
Actualizado 16/03/2011 17:33:03 CET

BILBAO, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de EB, Mikel Arana, ha asegurado que siente "una satisfacción personal" por la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en la que se condena al Estado español por la pena de un año de cárcel al ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, por sus críticas al Rey. Arana ha manifestado que "ya está bien sobreproteger al Rey" y ha defendido el derecho a "decir lo que cada uno piensa" del monarca.

En una entrevista concedida a Radio Popular, recogida por Europa Press, Arana se ha referido, de esta forma, a la decisión del Tribunal de Estrasburgo de condenar a la Administración española a pagar 23.000 euros al ex portavoz de Batasuna por violar su derecho a la libertad de expresión cuando el Tribunal Supremo le condenó a un año de cárcel por "injurias graves" a la Corona al haber llamado al Rey "jefe de los torturadores".

Mikel Arana ha reconocido que siente "una satisfacción personal" por esta decisión de la Corte europea, no porque "comparta las palabras de Arnaldo Otegi", sino porque "ya está bien de la sobreprotección del Rey".

"El Rey no deja de ser el jefe del Estado y, por lo tanto, es una persona pública, que toma sus decisiones, que hace las cosas que hace, y las demás personas que participamos de esa misma vida pública, tenemos todo el derecho del mundo a criticarle", ha añadido.

A su juicio, el hecho de que "no se pueda decir al Rey lo que uno piensa de él nos establece en dinámicas más cercanas a una república bananera que a una democracia".

TORTURAS

El líder de EB ha recordado que el Estado español "lleva tres capones" del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, "dos que tienen que ver con torturas" y la tercera por la condena al ex portavoz de Batasuna.

"Lo de las torturas, a nosotros nos parece muy grave porque lo que está diciendo el Tribunal Europeo no es que se hayan investigado mal las torturas, sino que ni siquiera se han investigado. Por lo tanto, yo creo que ahí se establecen unos espacios de duda y de opacidad sobre las actividades policiales, en las incomunicaciones, etc, que lógicamente es para caérsele a uno la cara de vergüenza, y no sólo cuando lo dice un Tribunal, sino cuando lo dice una ONG de tanto prestigio como Aministía Internacional o Human Rights Watch", ha añadido.

A su juicio, el Estado español tiene que hacer "una reflexión muy seria sobre el tema de las torturas y el uso que algunas veces se hace de ellas". "Y la mejor manera de hacerlo es, como decíamos antes, transparencia. Es decir, si hay una denuncia, investíguese. O la otra, que es por la que nosotros apostamos, lógicamente, que es la de acabar con la incomunicación porque eso genera espacios de opacidad", ha indicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies