Areces expondrá a Zapatero el envejecimiento y la difícil orografía de Asturias en la financiación

Actualizado 19/05/2008 17:02:56 CET

OVIEDO, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Principado de Asturias, el socialista Vicente Álvarez Areces, dijo hoy que tiene previsto defender "los intereses de Asturias" en lo que se refiere a su idea de reforma de la financiación autonómica, en la reunión que mantendrá el miércoles en Madrid con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los presidentes de las distintas Comunidades Autónomas gobernadas por el PSOE. Así, Areces expondrá el envejecimiento y la difícil orografía en Asturias.

Areces realizó estas declaraciones a los periodistas tras participar en un acto de la IV la exposición de la Asociación Profesional de Fotoperiodistas Asturianos.

Así, el dirigente asturiano tiene previsto exponer su punto de vista sobre lo que debe de ser la reforma de la financiación autonómica. Dijo que lo lógico es que todos los representantes territoriales tratarán de defender lo mejor para sus intereses. "Pero al final, todos estamos obligados a llegar a un acuerdo", afirmó.

Areces señaló que pondrá sobre la mesa "circunstancias específicas" de comunidades como Asturias, que no tiene un incremento de población, pero sí un aumento del uso de los servicios públicos debido precisamente al envejecimiento. Apostó así por la "suficiencia dinámica" del modelo y dijo que la difícil orografía también influye en los costes que tiene que hacer frente el Principado para ofrecer esos servicios.

El presidente asturiano se mostró dispuesto a discrepar de los planteamientos de Cataluña, sobre todo en relación a que las balanzas fiscales influyan en el modelo. Rechazó además cualquier tipo de nivelación parcial. "No la vamos a aceptar", aseveró.

Areces se refirió a la "complejidad" del sistema de financiación y, preguntado sobre si eso implicaría que el acuerdo se dilatase en el tiempo, señaló que no debería dilatarse en el tiempo, una vez que se ha tomado la decisión de abordarse.

A pesar de que reconoció que no existen razones para actuar "con agobios", señaló que lo "lógico" es ir armonizando las distintas posiciones, "sin presiones de ninguna comunidad", para conseguir acuerdos como el que se obtuvo en el año 2001, con el sistema de financiación vigente.

Por último, apuntó que los modelos de financiación se realizan con el objetivo de que permanezcan el mayor tiempo posible en el tiempo, pero señaló que, en ocasiones, la realidad obliga a revisarlos. Puso como ejemplo la Ley de Dependencia, y dijo que todos los territorios tienen que tener garantías para dar servicios en igualdad de condiciones. "Como el coste de servicios es distinto en un lugar u otro, es lógico que se busquen modulaciones", dijo, resaltando además que los gastos e ingresos estén "bien medidos" en el año de partida.