Ares (PSE) dice a Ibarretxe que hará "imposible" el diálogo multipartito al imponer sus "reivindicaciones particulares"

Actualizado 10/05/2006 15:22:50 CET

Advierte a Otegi de que el Estado de Derecho "no va a rebajar sus exigencias para que la izquierda abertzale pueda hacer política"

BILBAO, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Coordinación y Organización de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, dijo que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, no puede "imponer su calendario y sus reivindicaciones particulares" porque, con esa actitud, hará "imposible" el diálogo entre los partidos políticos. Asimismo, criticó que los planteamientos de Ibarretxe sobre soberanía o consulta están hechos "más en clave de pasado y personal, que en perspectiva institucional".

En una rueda de prensa celebrada en Bilbao para presentar la Fiesta de la Rosa, Ares respondió, de esta forma, a las declaraciones del lehendakari, quien afirmó hoy que sólo se negociará con el Estado la inclusión en el ordenamiento jurídico del texto que se apruebe en la mesa de partidos, después de que los vascos lo hayan refrendado en una consulta, a la vez que defendió la vigencia de su plan hasta que otra propuesta obtenga más respaldo en el Parlamento vasco.

Ares advirtió al lehendakari de que "no es de recibo planteamientos como los que hace el lehendakari sobre consultas, derechos a decidir o soberanías, que están hechos más en clave de pasado y personal que en perspectiva institucional".

Además, consideró que Juan José Ibarretxe "tiene que asumir definitivamente la responsabilidad institucional de respetar las reglas de juego y las leyes y no amenazar con saltárselas". "El, que tanto habla del derecho a decidir, lo primero que debería hacer es cumplir y respetar lo que ya hemos decidido la ciudadanía, lo que se prevé en la Constitución y el estatuto precisamente para modificar o aprobar un nuevo marco jurídico-político en Euskadi", apuntó.

El dirigente socialista aconsejó al lehendakari "que no tenga angustias ni prisas y que no cometa errores del pasado" porque "no puede seguir comportándose, una vez más, como un dirigente nacionalista que como el lehendakari de todos los vascos".

En ese sentido, le emplazó a acompañar su discurso y sus propuestas "a las que hace su partido, el PNV", y le advirtió de que "no puede seguir empeñándose en buscar la acumulación de fuerzas nacionalistas porque ésa es una política del pasado, que ya se ha demostrado que era un fracaso y que dio lugar a una de las épocas más negras de la política vasca".

Rodolfo Ares recordó que Ibarretxe "dice en todo momento que quiere contribuir al diálogo entre todos los partidos políticos" y señaló que éste "puede y debe hacer ese papel de ayudar al diálogo entre los partidos políticos", aunque "no establecer o tratar de imponer su calendario, su agenda, sus condiciones y sus reivindicaciones particulares porque, lejos de ayudar, lo que estará haciendo será generar dificultades o hacer imposible ese diálogo".

El responsable del PSE aseguró que "todos somos necesarios en este proceso, también el lehendakari y, por supuesto, todos los partidos políticos, incluido el PP". Por ello, reclamó al PP que "arrime el hombro, apoye al presidente del Gobierno y que deje de plantear un discurso político basado en la descalificación, y muchas veces en la mentira, para genera inquietud y preocupación en la ciudadanía vasca".

PRECIO POLITICO

Por otro lado, Ares manifestó que la paz "no tiene precio político, porque es un objetivo en sí mismo y no un medio para conseguir objetivos partidarios". Por ello, indicó que, "quien quiera hacer política en Euskadi, tiene que hacerlo desde el respeto a las reglas de juego y a los derechos humanos".

Ares se dirigió al portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, y a la izquierda abertzale, para afirmar que, "si quieren estar presentes en el diálogo político y en la foro multipartito de diálogo, tendrán que recorrer el camino necesario e imprescindible, para convertirse en una fuerza legal, que respete las reglas de juego, la democracia y los derechos humanos".

El portavoz de la Ejecutiva socialista advirtió de que el Estado de derecho "no va a rebajar sus exigencias para que la izquierda abertzale pueda hacer política", sino que será la izquierda abertzale la que "tiene que recorrer el camino necesario para convertirse en una fuerza legal".

"El diálogo político tiene que hacerse con quien rechaza la violencia y respete las reglas de juego y tiene que darse para recuperar consensos y acuerdos entre diferentes, que ensanchen el respaldo a nuestro marco político-jurídico y que consoliden nuestra convivencia", aseguró, para añadir que ese diálogo "tiene que hacerse desde el respeto a la pluralidad y las reglas de juego".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies