Arrimadas avisa de que un Gobierno constitucionalista es la única vía para no alargar el 'procés'

376137.1.644.368.20171204113449
Vídeo de la noticia
Actualizado 04/12/2017 14:49:49 CET

Insta a Iceta a aclarar si haría vicepresidente a un independentista

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Sigue aquí las últimas noticias sobre Cataluña

Aquí puedes ver íntegro el desayuno con Inés Arrimadas

La líder de Ciudadanos en Cataluña y candidata a la Generalitat, Inés Arrimadas, ha advertido este lunes de que un Gobierno constitucionalista en Cataluña entre Ciudadanos, el PSC y el PP es la "única alternativa" para evitar que el procés se alargue cuatro años más.

"Nuestro proyecto (...) es la única alternativa para Cataluña porque si no, vamos a alargar el 'procés'", ha alertado Arrimadas en Los Desayunos de Europa Press, donde ha avisado de que los políticos que cobran del Parlament quizás puedan permitirse cuatro años más de 'procés', pero no así los comerciantes o los pensionistas. "Cataluña no aguanta cuatro años más de 'procés', yo me muero directamente", ha confesado.

Arrimadas confía en que del 21-D salga una mayoría de gobierno entre Ciudadanos, PSC y PP y ha alertado de que, si estas tres fuerzas suman, nadie entendería que no se pusieran de acuerdo. "Sería un despropósito", ha reconocido. Si dan los números, ella se compromete a tender la mano al PSC y al PP, aunque ha admitido no haber pensado en las personas que pondría al frente de las consejerías.

INDEPENDIENTES EN EL GOVERN Y AUDITORÍA

Sí tiene claro, en cambio, que ofrecería entrar en el Gobierno catalán a profesionales "independientes" que, aunque "no lleven 30 años en un partido político" pueden aportar "realismo y sentido común" a la Generalitat.

Y se ha comprometido a que una de las primeras medidas que pondría en marcha su Gobierno sería proceder a una auditoría de la gestión de la Generalitat para conocer el gasto real en el 'procés' y la propaganda separatista.

"Vamos a abrir las ventanas, levantar las alfombras y hacer de Cataluña una tierra bien gestionada", porque a Cataluña lo que le hace falta son "buenos gestores", con las "manos libres y limpias", ha prometido en el desayuno patrocinado por Altadis, Fujitsu, Ibercaja, IFS, KPMG, Suez y Telefónica.

En el escenario de que hubiera una sorpresa "monumental" y el PSC arrebatase a Ciudadanos la posición de segunda fuerza, ella haría presidente al candidato socialista, Miquel Iceta. "Hay otros partidos que siempre que han podido han pactado con los nacionalistas. La duda está en otros partidos, no en el nuestro", ha enfatizado. En cualquier caso, ha subrayado, "no importa tanto quién va a ser presidente" como "tener una alternativa constitucionalista".

Arrimadas ha dicho esperar del PSC que intente gobernar con Ciudadanos en lugar de buscar otro tripartito con ERC. Y cuando se le ha recordado que Iceta se ha comprometido a no investir presidente a un independentista, ha apuntado que lo que no ha aclarado es si "va a hacer vicepresidente a un independentista".

La candidata de Ciudadanos no ha adelantado si haría presidente a Iceta antes que repetir elecciones en Cataluña, pero ha querido poner en valor que ningún partido como Ciudadanos ha demostrado ser capaz de "ceder". "Quien va a liderar una alternativa a los independentistas, no seré yo ni Iceta, sino los catalanes. Todos vamos a tener que ceder", ha remarcado.

Lo que se vive en Cataluña "no son unas elecciones normales", porque se trata de unos comicios que afectan al conjunto de los españoles. Por eso, cuando se le ha preguntado qué cree que prefiere el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, si a ella o a Iceta dirigiendo la Generalitat, Arrimadas ha pedido a PP y PSOE que, "por una vez" dejen en segundo plano sus intereses electorales.

NO HAY QUE PACTAR CON EL NACIONALISMO

A estos partidos, les ha afeado que durante décadas hayan puesto el Gobierno de España "en manos" del nacionalismo porque aquellos que quieren "destruir" el país no son los mejores socios para pactar.

"No hay que darle la varita mágica a los partidos nacionalistas" ni "darle la oportunidad de definir un país en el que no creen", ha advertido Arrimadas, que apuesta por combatir las tesis del nacionalismo con un relato "ilusionante y sin complejos" que defienda Cataluña como parte de España.