Artur Mas augura "una secuencia de guerra, de juego sucio" del Estado

Artur Mas, presidente de la Generalitat
GENERALITAT DE CATALUNYA
Actualizado 23/04/2013 13:26:38 CET

BARCELONA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, augura que se entrará "en una secuencia de guerra, de juego sucio" del Estado si avanza el proceso de autodeterminación de Cataluña.

"Tenemos que entender que, en toda esta batalla en la que estamos, el juego sucio lo practicarán contra nosotros, y que nosotros no lo practicaremos contra ellos, porque no sabemos", ha señalado en una entrevista de 'El Punt Avui' recogida por Europa Press.

"Es una lucha desigual. Y si nos dejamos aturdir por este juego socio, les estaremos siguiendo la corriente", ha agregado el presidente, instando a los catalanes a mantener la calma ante esta actitud del Estado.

Mas ve "factores muy poderosos e influyentes" que se están movilizando en contra de la independencia, y que quizás en algún momento habrá decisiones judiciales que no serán imparciales.

Al preguntársele por la presencia de agentes del CNI en Cataluña, ha expresado que cree que están presentes en Cataluña y que hicieron, "aunque se niegue", un estudio donde concretaban los pasos que debía hacer la inteligencia española para intentar abortar la autodeterminación.

GOBIERNO Y RELACIÓN CDC-CIU

Artur Mas ha considerado que hay plena unidad en el Gobierno en torno al 'derecho a decidir', que no hay ninguna divergencia: "Hay opiniones complementarias, pero no divergencias", ha dicho, y, sobre él, dice no sentirse solo ni atrapado por las circunstancias.

"Con todo lo que está pasando, en todos los sentidos, este es un Gobierno que actúa con mucha cohesión", ha agregado Mas, poniendo también el valor del coraje que en su opinión tiene la Generalitat en su toma de decisiones.

Sí ha admitido Mas que entre CDC y UDC puede haber algunas diferencias: "En Unió hay quien cree que hemos hecho un giro demasiado radical. Pero veo a CiU llegando juntos en la consulta".

En cuanto a su acuerdo con los republicanos, ha añadido que será "100 por fiel cien a aquello que se ha pactado con el electorado, con el Parlamento, con ERC y con la misma CiU", que se basa en cuatro puntos: consulta; diálogo con el Estado, UE y comunidad internacional; mayorías amplias en Cataluña, y un marco legal que ampare el proceso, tanto el existente como el que se pueda aprobar en un futuro.

Mas ha asegurado que aún no es el momento de detallar cómo debe ser la consulta: "Si definimos la pregunta, o las preguntas, todo el proceso puede quedar encallado" porque ahora lo que toca es buscar el máximo consenso interno.

PRESUPUESTOS Y LEGISLATURA

Por ello, ahora hay que velar por que ICV-EUiA se mantenga en el proceso y por que el PSC, "pese a sus matices y ambivalencias, esté en su máximo posible", y ha recalcado que considera a los republicanos un socio leal.

A la espera de concretarse el objetivo de déficit de este año, ha afirmado que la legislatura puede acabar antes de tiempo si no tiene apoyo para apoyar las cuentas, y ha añadido: "Si llegásemos a la conclusión de que el recorte es tan grande que no lo podríamos soportar, entonces las cosas deben plantearse de una forma muy diferente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies