Arzalluz afirma que él y Agirre han mediado con ETA "cantidad de veces", pero no en el cobro o rebaja del impuesto

 

Arzalluz afirma que él y Agirre han mediado con ETA "cantidad de veces", pero no en el cobro o rebaja del impuesto

Actualizado 30/06/2006 13:17:40 CET

Cree que Marlaska actúa bajo "sensibilidad gubernamental" y que "los golpes" van contra los que en el PNV rechazan coaligarse con PSE

BILBAO, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente del Euzkadi Buru Batzar (EBB), Xabier Arzalluz, afirmó hoy que él y el dirigente jeltzale Gorka Agirre -imputado por supuesta colaboración con ETA- han mediado con la banda armada "cantidad de veces", aunque rechazó que hayan participado "en el cobro, rebaja o lo que sea del impuesto revolucionario". "Eso es una infamia y una mentira. Lo sé mejor que 25 jueces", afirmó.

En declaraciones a Radio Indautxu/Herri Irratia, Arzalluz acusó al juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska de actuar bajo "sensibilidades gubernamentales" y destacó "el interés" del PSOE de "derribar" al lehendakari, Juan José Ibarretxe. En este sentido, aseguró que "los golpes" se dirigen a los que, dentro del PNV, apoyan a Ibarretxe y están en contra de la posibilidad de una coalición con el PSE-EE.

Arzalluz señaló que la estrategia socialista busca "derribar a Ibarretxe" en dos años e intentar tener unos resultados electorales que permitan una coalición de Gobierno entre socialistas y jeltzales en Euskadi.

El ex líder del PNV se preguntó por las razones de "la línea de actuaciones judiciales" emprendidas y consideró que al Ejecutivo central le interesa, en estos dos años, "derribar a Ibarretxe, que no repita y que salga un modelo de coalición con el PNV de los socialistas, exactamente como en Cataluña".

Xabier Arzalluz dijo que "los golpes" se reparten entre los que "apoyan a Ibarretxe y llevan una línea determinada de no coaligarse con el PSOE". Por ello, aseguró que las últimas operaciones judiciales son un "ataque a Ibarretxe y a la línea, que apoya al lehendakari, pero que es contraria a una coalición del PNV con el PSOE".

Sobre su declaración el pasado martes como testigo dentro del sumario contra el supuesto aparato de extorsión de ETA, Arzalluz afirmó que la única conversación que mantuvo con el burukide imputado, Gorka Agirre, se basó en su "preocupación" sobre el estado de la tregua de la banda armada.

INICIO DIÁLOGO

Por otro lado, el ex presidente del EBB acogió con "cautela" el anuncio del principio de diálogo entre el Gobierno y ETA, y dijo que es una "buena noticia". Además, señaló que "lo que diga Zapatero, que siempre dice buenas palabras, me deja en absoluto suspenso hasta que vaya viendo cómo van las cosas".

También se preguntó "dónde queda ahora" la actuación contra el lehendakari, Juan José Ibarretxe, emprendida por el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Fernando Ruiz Piñeiro por reunirse con Batasuna. "¿Quién empapela ahora al presidente, que anuncia conversaciones con ETA?", cuestionó.

En este sentido, se preguntó si "estamos en un mundo caótico" o "esto es un cachondeo", en alusión a las acciones judiciales contra dirigentes políticos que mantienen reuniones con la formación política de la izquierda abertzale.

Arzalluz se pronunció "muy cautelosamente" ante el inicio de conversaciones entre el Ejecutivo Zapatero y ETA, y añadió que, aunque es "muy buena noticia", el presidente del Gobierno también dijo que en Cataluña "respetaría esto y lo otro".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies