La asociación 'Pozos de Caudé' inicia los trabajos de búsqueda de 12 fusilados de la guerra civil en Singra (Teruel)

Actualizado 22/10/2007 21:31:59 CET

TERUEL, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Pozos de Caudé ha iniciado ya los trabamos de exhumación de los cuerpos de 12 personas de la Comarca del Jiloca, que fueron fusilados en Calamocha durante la Guerra Civil. El testimonio de un vecino de Singra, ya fallecido, les ha llevado a buscarles en esa localidad, aunque de momento, lo que ha aparecido en la zona han sido los cuerpos de 6 soldados.

Francisco Sánchez, de la Asociación Pozos de Caudé, ha explicado a Europa Press que "por los objetos que llevan de cinturones, hebillas, cargadores, peines", los primeros restos que han aparecido, a unos 40 centímetros del suelo "pueden ser soldados que murieron en los enfrentamientos que hubo en las trincheras cerca de Singra".

A esos restos hay que sumar los testimonios del pueblo, incluidos los de "un abuelo del pueblo que nos dijo que él, personalmente había llevado alguno de los soldados muertos, que les obligaron a llevarlos hasta allí y que los echaron encima".

De momento, no se sabe "si serán pocos, pero de la manera que están apareciendo los restos y los cuerpos parece que puede haber más, quizá hasta 20". Tampoco se conoce, según Sánchez, a qué bando pertenecían los soldados, aunque pueden ser incluso de los dos bandos: "los vecinos nos dijeron que eran de los dos bandos. Se recogían por humanidad, por darle sepultura a los cuerpos". Lo que está claro es que son solados, porque entre los restos se han encontrado balas y munición y "los vecinos de Calamocha no llevaban armas".

A pesar de este descubrimiento inicial, "confiamos que el sitio que se nos ha indicado siempre que estaban los de Calamocha, sea así". Por eso, Sánchez ha señalado que "a ser posible, queremos llevar a cabo la recuperación de los primeros restos, y luego, si tenemos suerte, ver si en otra capa estuvieran las 12 personas que buscamos".

Sánchez ha asegurado que "si al final no se complica más, se continuarán con los trabajos para recuperar a los de Calamocha, pero desplazarse en un cementerio, dos metros a un lado o al otro, no es fácil. No estaba marcado de ninguna manera".

Con esta exhumación se pone fin a los dos trabajos fundamentales que se marcó la Asociación Pozos de Caudé, puesto que el año pasado, la misma asociación recuperó los cuerpos de 11 personas en una fosa de Alcalá de la Selva.

Además, Sánchez ha confirmado que "ya se trabaja en la identificación. Ha habido algún problema con las identificaciones, aunque es un proceso lento, por eso los técnicos que trabajan en ellas nos piden paciencia porque pueden tardar algunos meses". Y es que el proceso desde que se tiene conocimiento de una de las fosas, hasta que los cadáveres llevan a los familiares (a instancia de los cuales se inicia siempre el proceso) es muy largo puesto que no existen registros y la obtención de permisos no siempre es rápida.

Ahora, explica Paco Sánchez, "no tenemos más peticiones de familiares de exhumaciones de fosas comunes". Por eso, se centran en otros trabajos: "estamos en la búsqueda de listas y de otras fosas comunes por los pueblos que nos llama la gente, diciendo que conocen y que quieren que vayamos a investigar". Además, en colaboración con otras asociaciones de la provincia de Zaragoza, quieren hacer un mapa con todas las fosas comunes que hay en Aragón.

Los trabajos en Singra han coincidido en el tiempo con la aprobación de la Ley de la Memoria Histórica en el Congreso de los Diputados. Paco Sánchez, ha explicado al respecto que esta norma llega "con mucho retraso" y que se podría haber redactado "con muchas mejoras". Aún así, afirma que "es de estar contentos, porque al menos, tenemos una herramienta para trabajar en cuanto a las exhumaciones, listas de fusilados, fosas... el resto de cosas, en cuanto ayudas a familiares, subvenciones nos parecen muy bien". Como también se muestran satisfechos con la retirada de símbolos del franquismo.

Aún así, afirma que "no es una ley definitiva como algunos apuntan", sino que asegura "es un paso más, una herramienta, un reconocimiento". Y es que Sánchez ha manifestado "es mejorable, pero es un paso más que se ha dado, pero habrá otros gobiernos con los que se podrá avanzar más". Finalmente, ha declarado que "vamos a hacer uso de esas cosas para devolver a las familias el bienestar que supone recuperar los restos y reconocer la barbarie que se hizo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies