Azkarraga dice que un empleado de seguridad ha salvado su vida "de milagro" ante el aviso de la Ertzaintza

Actualizado 04/10/2008 15:06:26 CET

Dice que la bomba contenía alrededor de unos 10 kilos de explosivos y pide a la izquierda abertzale "que diga algo al respecto"

TOLOSA (GUIPÚZCOA), 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, afirmó hoy que la bomba que estalló en los juzgados de Tolosa contenía unos 10 kilos de explosivo y que una persona de seguridad "se ha salvado de milagro". Además, exigió a la izquierda abertzale que "diga algo respecto a lo que ETA está haciendo".

En declaraciones a los medios de comunicación durante su visita a los juzgados del municipio guipuzcoano, Azkarraga señaló que, cuando se colocó la bomba, "había en el lugar una persona que controla las cámaras" y que, en el momento de colocación del artefacto, "estaba monitorizando otra zona del edificio". Según precisó, la Ertzaintza "ha comunicado a esta persona lo que ocurría y ha salido con muy poco tiempo". "Se ha salvado de milagro", aseveró.

En esta línea, mostró su convencimiento de que "las cámaras habrán grabado lo que ha ocurrido o cuando han colocado el explosivo". "Será la Ertzaintza quien haga el análisis correspondiente", afirmó.

Además, condenó "la situación que crea la organización terrorista" y señaló que el atentado contra la sede judicial "es un ejemplo de ello". Tras transmitir su solidaridad con todas las personas y vecinos afectados por la explosión de la bomba, "que han sido bastantes", señaló que hoy mismo, cuando se levante el cordón policial, se comenzarán las labores de desescombro de los Juzgados y afirmó que el lunes o martes de la próxima semana se podrá seguir "dando servicio a los ciudadanos".

En este sentido, afirmó que se trasladará "la parte del servicio público, que es la más afectada, donde se colocó el explosivo, a otro lugar".

Asimismo, añadió que, "desde el punto de vista político, alguien tendrá que explicar a qué nos conduce todo esto" y preguntó "si a partir de este atentado este país es más independiente o más libre", así como "si la situación de los ciudadanos de este país es mejor después de este atentado".

"La opinión del Gobierno es que esto sólo causa dolor a todos los hombres y mujeres y, cuando la izquierda abertzale exige un marco democrático, hay que decirles también que un marco democrático para este pueblo no se consigue con este tipo de actuaciones, sino por las vías estrictamente políticas y a través del diálogo, que son las únicas herramientas", añadió.

A su juicio, "esta mochila, con aproximadamente diez kilos de explosivos, lo único que hace es alejarnos de la solución del conflicto". "Al final, este ataque supone un desprecio a los propios ciudadanos, atacando a un servicio público esencial, como es la Justicia, y por eso la condena debe ser rotunda", apuntó.

ILEGALIZACIONES

Preguntado por si esta acción terrorista va a incidir en la manifestación que esta tarde celebrará la izquierda abertzale en Bilbao en contra de las ilegalizaciones, afirmó que no porque la postura del Gobierno vasco respecto a la declaración de ilicitud de formaciones políticas "es la que es, es la de siempre, al margen de este tipo de atentados".

En este sentido, precisó que el Gobierno vasco no cambiará su opinión sobre la Ley de Partidos. "Lo único que estamos diciendo es que este tipo de organizaciones políticas tienen que hablar y decir algo respecto a lo que ETA está haciendo, porque no cabe exigir constantemente solidaridad cuando a ellos les afecta a sus propios derechos, mientras ETA atenta contra los derechos humanos de los demás. Eso no es posible desde el punto de vista democrático y es una situación inaceptable", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies