La Ertzaintza permanece en el lugar para intentar buscar todo tipo de evidencias

Actualizado 19/05/2008 10:19:40 CET

BILBAO, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Unidad Especial de Desactivación de Explosivos (UEDE) de la Ertzaintza permanecen, todavía a las ocho de la mañana, en los alrededores del Club Marítimo de Getxo, donde esta pasada madrugada ETA hizo estallar una furgoneta bomba, con el objetivo de recoger evidencias que dirijan al tipo de explosivo y la cantidad, así como el método utilizado por los terroristas .

Según informaron a Europa Press fuentes del Departamento vasco de Interior, aunque una parte del Paseo de Zugazarte del municipio se encuentra ya abierto al tráfico, la zona delantera del Club Marítimo permanece todavía acordonada.

La explosión del vehículo, la pasada medianoche, causó daños de importancia en las instalaciones deportivas, así como en viviendas colindantes. Los terroristas alertaron de la colocación del vehículo de forma previa, mediante una llamada a la Ertzaintza, lo que obligó a desalojar los edificios de los alrededores.