Los trabajadores, consternados, recuerdan a los autores del asesinato que Uría "daba trabajo a 200 personas"

Actualizado 04/12/2008 11:09:13 CET

AZPEITIA (GUIPÚZCOA), 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de la constructora Altuna y Uría expresaron esta mañana su consternación por el asesinato del co-propietario de la empresa Ignacio Uría, y recordaron a los autores del crimen que "daba trabajo a 200 personas".

Los operarios, que se acercaron hasta las puertas de la compañía pasadas las nueve de la mañana, aguardan a que, a las diez y media, se celebre la concentración de protesta de la plantilla.

En declaraciones a Europa Press, algunos de ellos confesaron que "el cuerpo se nos ha quedado mal". "Ha sido un mazazo", dijeron. Tras afirmar que el de hoy "no es un día para trabajar", recordaron a ETA que Ignaxio Uría "daba empleo a 200 personas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies