PP cree que "recompone el equilibrio" del Estado de Derecho que "trataron de romper con su desobediencia"

Actualizado 22/01/2008 14:51:24 CET

Barrio critica que Atutxa, Knörr y Bilbao hicieron del "incumplimiento" un "modus operandi político"

BILBAO, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, afirmó hoy que la decisión del Tribunal Supremo de condenar a los miembros de la anterior Mesa del Parlamento vasco por no disolver Sozialista Abertzaleak, "recompone el equilibrio" del Estado de derecho que los condenados "trataron de romper con su incumplimiento y desobediencia. A su entender, Juan María Atutxa, Kontxi Bilbao y Gorka Knörr hicieron de éstos "un modus operandi", haciendo "un pulso" a los tribunales.

En declaraciones a Europa Press, el dirigente del PP señaló que la decisión adoptada ayer por el TS se ha producido por "el empeño de algunos", en referencia a los procesados, en convertir la Mesa del Parlamento en "una trinchera de conflicto con los tribunales".

En este sentido, criticó que los tres miembros de la Mesa en la anterior legislatura consideraron "el incumplimiento y la desobediencia" como "un modus operandi político", lo que "no cabe en el Estado de derecho".

En este sentido, recordó que "el artículo 118 de la Constitución lo dice muy claro: hay obligación de cumplir las sentencias, las resoluciones de los tribunales y de colaborar con los jueces" y Atutxa, Knörr y Bilbao "no lo hicieron" con sus decisiones que "se oponían al cumplimiento de los autos del Supremo" en relación a la disolución de SA.

A su entender, con este tipo de sentencias, "se recompone un equilibrio que algunas actuaciones públicas de la Cámara rompieron". De este modo, indicó que "las leyes, las sentencias de los tribunales, las resoluciones de los jueces conforman un todo, que es un equilibrio del Estado de derecho y algunos, con su incumplimiento y su desobediencia, trataron de romperlo".

"Fue un pulso del anterior presidente en relación con los tribunales. Y en democracia se está para el argumento legal, para el cumplimiento de las leyes, de las sentencias, y no se está para los pulsos", añadió.

En este sentido, Barrio recordó que el PP "tuvo unos meses muy duros" en la Mesa del Parlamento vasco y en la Junta de Portavoces, porque "vio desde el principio que lo que había que hacer era defender el cumplimiento de las sentencias, de los autos, colaborar con la Justicia, cumplir las leyes".

Por el contrario, censuró que "algunos consideraron el incumplimiento y la desobediencia como un modus operandi, en un primer momento igual conducidos por algún error jurídico sobre cómo interpretar las sentencias. Luego ese posible defecto de interpretación se convirtió en un pulso a los tribunales y finalmente ha acabado en un delito".

"NADIE ESTÁ LIBRE" DE LA JUSTICIA

En cuanto a la posible incidencia en la causa abierta contra el lehendakari y dirigentes del PSE y Batasuna, señaló que "las sentencias hay que leerlas en concreto y en el caso que les afecta". No obstante, advirtió de que "nadie está libre de la actuación de la justicia y de la aplicación de las leyes cuando incumple la ley".

"Nadie, nadie, sea el presidente de un parlamento o sea quien sea. Todos somos iguales ante la ley y quien desobedece, quien incumple, qien desoye las sentencias y no colabora con la justicia sabe que el peso de la ley, de la justicia cae sobre él. Esta sentencia es un nuevo ejemplo de eso, para este caso concreto. A la espera de lo que sea su redacción final, (la sentencia) habla muy claro", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies