La Audiencia de Ciudad Real condena a 21 años de cárcel a José Silva por el crímen de San Martín de Porres

Actualizado 19/03/2007 15:11:41 CET

CIUDAD REAL, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado hoy a 21 años de cárcel a José Silva Campos, después de que la pasada semana un jurado popular lo considerara culpable de un delito de asesinato y otro de homicidio en las personas de Manuel Fernández, de 19 años cuando falleció, y su padre, Rafael Fernández, de 55 años.

Por el delito del asesinato de Manuel Fernández, el tribunal ha impuesto a Silva la pena de 17 años de prisión, teniendo en cuenta la atenuante de dilaciones indebidas que estimó el jurado popular. Asimismo, en el caso del homicidio de Rafael Fernández, la condena es de tres años de prisión al considerarse las atenuantes de dilaciones indebidas y legítima defensa. Finalmente, por un delito de lesiones en la persona de María Isabel Pozuelo Maya, madre y esposa de los fallecidos, la juez le ha impuesto un año más de prisión.

Además de las penas de cárcel, la sentencia recoge también la pena accesoria de la prohibición de acercarse durante 34 años después de cumplir la condena, a la viuda o la hija de Manuel Fernández, así como a las hijas de Rafael Fernández y María Isabel Pozuelo, elevándose en el caso de ésta última en un año y seis meses más por haber sido la víctima de las lesiones.

En el capítulo de indemnizaciones, José Silva Campos deberá pagar a María Isabel Pozuelo 93.166,95 euros por la muerte de su marido; 7.763,91 euros por la de su hijo; y 203,68 por las lesiones que le causó. Asimismo, también deberá indemnizar a los hijos de Rafael Fernández Campos con 15.527,82 euros, a los menores de 25 años, y con 7.763,91 a los mayores de 25. En el caso de la viuda de Manuel Fernández, José Silva deberá abonarle 93.166,95 euros, mientras que la hija de ambos percibirá 54.347,38 euros.

Finalmente, la sentencia también dicta la libre absolución de los otros dos imputados en el juicio, Manuela Fernández y José Antonio Silva, al haber considerado el jurado popular que ellos no fueron responsables de la muerte de las dos víctimas, ni de las lesiones de la tercera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies